Desalojada la estación de tren Gare de Lyon en París

El fuego ha sido provocado por una protesta contra un concierto de un polémico artista congoleño

Imagen de la Gare de Lyon en llamas
Imagen de la Gare de Lyon en llamas

París está viviendo momentos de incertidumbre después de la propagación de un fuego en una de sus estaciones de tren más emblemáticas, la Gare de Lyon, situada en el centro de la capital francesa.

El motivo son unos altercados provocados por unos manifestantes que protestaban en contra de la celebración de un concierto del artista congoleño Fally Ipupa, en la sala de conciertos AccorHotels Arena.

Los manifestantes también prendieron fuego a las scooters, motocicletas y cubos de basura estacionados en la zona, y al menos a un coche en un aparcamiento de la estación, según informaron los medios franceses.

La estación ha tenido que ser evacuada rápidamente, dejando momentos de tensión y varias imágenes en redes sociales donde se ven grandes columnas de humo negro desde distintos puntos emblemáticos de la ciudad como la catedral de Notre Damme. Los manifestantes, que dicen que Ipupa es demasiado afín a los líderes políticos de su país (Congo), trataron de impedir que la gente se dirigiera al concierto.

Según informa “Le Parisien” ya en 2017, un concierto de Fally Ipupa en otra sede parisina fue cancelado por decreto policial debido al riesgo de “grave alteración del orden público”.

Los activistas de la diáspora congoleña se manifiestan regularmente contra los artistas que actúan en Francia o Bélgica y a los que acusan de ser cercanos al presidente Kabila y a su sucesor Félix Tshisekedi.

La Prefectura de Policía de París estaba al tanto de la posibilidad de que se produjesen altercados, y de ahí que decidiese acordonar la zona. Apoyado por el Gobierno actual, el artista de 42 años tiene previsto dar un concierto esta noche en el salón principal del polideportivo de Bercy. Los opositores políticos se han reunido como estaba previsto para protestar contra el espectáculo.

Es el segundo gran incendio en la capital francesa después del que azotó a la Catedral de Notre Dame el pasado 15 de abril.