Muere un niño ahogado frente a la costa de Lesbos

Esta tragedia recuerda a la del pequeño Aylan cuyo cadaver apareció en una playa turca de Bodrum

A child cries as migrants from Afghanistan arrive on a dinghy on a beach near the village of Skala Sikamias, after crossing part of the Aegean Sea from Turkey to the island of Lesbos
Una niña afgana llora tras ser rescatada su embarcación en Lesbos. REUTERS/Alkis KonstantinidisALKIS KONSTANTINIDISReuters

Las autoridades griegas han confirmado el fallecimiento de un menor sirio tras ser rescatado del agua y llevarlo a la orilla, después de que su barco zozobrase cerca de la isla griega de Lesbos. Se trata de la primera víctima mortal desde que Turquía decidiese abrir sus fronteras. La guardia costera griega ha informado de que la embarcación fue escoltada hasta la costa por un barco turco. En total 46 personas fueron rescatadas, entre las cuales se encontraban dos niños, uno de ellos el fallecido que no pudo ser reanimado.

Hace cuatro años y medio, la imagen de un niño ahogado en una playa de la costa turca conmocionó al mundo y llamó la atención sobre el peligroso viaje que muchos sirios emprendieron para huir de la guerra civil y llegar a las costas de Grecia. “El mundo entero vio esta imagen (de Aylan) y Europa abrió sus puertas a los refugiados, pero lamentablemente fue por un tiempo muy corto, tal vez un par de meses”, dijo Kurdi a Reuters, hablando en la ciudad de Erbil, en el norte de Iraq, donde vive ahora.

Esta mañana llegó a Lesbos otro barco con alrededor de 30 afganos a bordo, mientras que 32 más fueron rescatados en el mar frente a Farmakonissi, una pequeña isla cercana a Turquía, dijo el guardacostas. “Esto es una invasión”, dijo el Ministro de Desarrollo griego, Adonis Georgiadis, a Skai TV el lunes. Se cree que unas 4.000 personas se ahogaron en el Egeo durante la crisis de 2015-16 intentando llegar a Grecia, mientras que unos 42.000 migrantes siguen viviendo en campamentos muy superpoblados en las islas griegas.

La última oleada de inmigrantes se produce tras la decisión de Turquía de dejar de aplicar un acuerdo de 2016 con la Unión Europea por el que impedía a los inmigrantes entrar en el bloque a cambio de miles de millones de euros en ayudas. Turquía, que ya alberga a 3,7 millones de refugiados sirios, tiene otro millón llegando a sus fronteras debido a una nueva oleada de enfrentamientos en el norte de Siria.