Afganistán: hombres armados matan a 27 personas en un acto del primer ministro

El Estado Islámico reclama la autoría del ataque, que se produce seis días después de la firma del acuerdo de paz de mlos talibanes con Estados Unidos

Una ambulancia se lleva a uno de los heridos en el atentado de este viernes en KabulRahmat GulAP

Los talibanes anunciaron este viernes que mantienen la fecha del 10 de marzo para empezar el diálogo con el presidente afgano, Ashraf Ghani, como parte del acuerdo de paz firmado la semana pasada en Doha con Estados Unidos. La principal condición para iniciar las conversaciones con el Gobierno afgano es la liberación de 5.000 presos insurgentes, algo a lo que de momento se niega Ghani.

Sin embargo, este primer paso para la paz interafgana se ha visto ensombrecido con un atentado contra el primer ministro del país, Abdulá Abdulá, que salió ileso, pero acabó con la vida de al menos 27 personas y otras 55 resultaron heridas.

Los disparos empezaron alrededor de las 11.20 en hora local y se produjeron desde un edificio en construcción cercano al acto político, que se desarrollaba en Kabul. Era una ceremonia que congregaba a toda la plana mayor del Gobierno para conmemorar la muerte del líder chií hazara Abdul Ali Mazari. Y cuando hablaba el presidente del Alto Consejo para la Paz, Karim Khalili, comenzó el tiroteo. Ghani condenó el atentado a través de Twitter y lo describió como «un ataque contra la humanidad» y «contra la unidad de Afganistán».

Los talibanes desmintieron inmediatamente su participación, y horas después era el Estado Islámico quien asumía la autoría, el más grave desde que comenzó este mes la última fase de las negociaciones de paz. En un ataque similar el año pasado -pero con morteros- en el aniversario de la muerte de Mazari, el grupo yihadista también atentó y fallecieron once personas y 95 resultaron heridas.

Con el inicio de un inédito diálogo con el presidente Ghani se buscará llegar a un alto el fuego «permanente e integral» en el país, como compromiso de los talibanes para el acuerdo de paz de Catar. Por su parte, EE UU retirará las tropas del país de manera progresiva, mientras que los talibanes, entre otros, ayudarán a combatir las fuerzas yihadistas que quedan en territorio afgano.

El tiroteo, que ha sido reivindicado esta tarde por el Estado Islámico, comenzó hacia las 11.20 (6.50 GMT), cuando el presidente del Alto Consejo para la Paz, Karim Khalili, pronunciaba un discurso con motivo del aniversario de la muerte del líder de la comunidad chií hazara Abdul Ali Mazari, confirmó el Ministerio de Interior afgano.

“Fue un ataque malvado, empezaron a disparar directamente contra el público y el escenario”, lamentó Khalili al canal local Tolo, horas después de que las imágenes del inicio del ataque cuando daba el discurso se volvieran virales. La portavoz del Ministerio de Interior, Marwa Amini, había informado con anterioridad de que “todas las autoridades de alto rango fueron evacuadas a salvo del lugar del ataque”.