Corea del Sur hace la prueba del Covid-19 a todo el mundo: Así es su efectivo método

Similar a una ventanilla de restaurante de comida rápida, en Corea del Sur no hace falta acudir a un hospital

Corea del Sur es el cuarto país del mundo con más positivos por coronavirus. Hoy, en el país asiático hay 7.755 infectados, 54 fallecidos y 247 personas recuperadas. Llama la atención el gran número de infectados y la menor proporción de muertos, si se compara con otros países.

Según recuerdan fuentes surcoreanas, recientemente sufrieron ya una crisis por el MERS-CoV, conocido como el síndrome respiratorio de Oriente Medio, y desde entonces se actualizaron y aprendieron un montón sobre cómo enfrentarse a una epidemia de este tipo.

Con respecto al coronavirus, el caso de Corea del Sur se ha convertido en un ejemplo global, sobre todo por el método mediante el cual hacen las pruebas. También cabe recordar, que los surcoreanos han hallado a la “paciente cero”, en la ciudad de Daegu, por lo que les resulta más fácil controlar el contagio del virus.

Para saber si alguien está infectado o no por el Covid-19, el nuevo virus que ha puesto en jaque al mundo, los surcoreanos recurren a una fórmula que recuerda a los restaurantes de comida rápida y sus ventanillas para pedir la comida desde el coche.

Los conductores bajan la ventanilla y les toman la temperatura. También les hacen la prueba en la garganta, con un bastoncillo largo. El personal que realiza la prueba va completamente protegido. Después, a los coches se les rocía con desinfectante.

Las autoridades surcoreanas reconocen que este método es mucho más efectivo y pone menos en riesgo a la población, pues les evita acudir a zonas de alto riesgo como pueden ser los hospitales o centros de salud.

La prueba en sí no dura más de diez minutos. Los resultados se saben a los tres días, cuando las autoridades sanitarias envían un mensaje de texto para dar a conocer si se tiene coronavirus o no.

Este método tan efectivo tanto para evitar la propagación como para asegurarse de que las cifras de positivos por coronavirus son reales, se está empezando a fomentar en otros países.

Tanto en algunas ciudades de Bélgica (Lieja) como de Reino Unido o Australia han copiado este método para hacer las pruebas por el Covid-19.