Netanyahu y Gantz negocian un Gobierno de emergencia nacional en Israel

La pandemia de coronavirus puede ser la clave que desbloquee la parálisis política de más de un año que sufre el país. Sería un Gabinete temporal que incluiría a todos los partidos

Coronavirus developments in Israel
Un vigilante chequea a un ultraortodoxo a la entrada del hospital Hadassah Ein Kerem Hospital de JerusalénABIR SULTANEFE

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el principal líder opositor, Benny Gantz, han discutido a última hora de este viernes la posibilidad de formar un Gobierno de emergencia ante la crisis desatada por el nuevo coronavirus.

El país permanece sumido en un bloqueo político que le ha llevado a la celebración de tres elecciones legislativas en menos de un año, las últimas a principios de este mes marzo, que se saldaron con ambos candidatos a poca distancia de lograr la mayoría absoluta en la Knesset, el Parlamento israelí, un nuevo punto muerto.

En este contexto, la pandemia del coronavirus ha sorprendido a un Ejecutivo en funciones, y lo que no han logrado tres comicios parece que puede conseguirlo la pandemia. El primer ministro y el líder del partido Azul y Blanco han mantenido una conversación telefónica en la que se han expresado a favor de una coalición “dadas las circunstancias”, según ha informado el diario local “The Times of Israel”, aunque no está claro si los dos han coincidido respecto a una eventual inclusión de la Lista Conjunta árabe-israelí -que apoya a Gantz- en la coalición.

Asimismo, ambos políticos habían declarado ya horas antes que estaban “dispuestos” a iniciar una ronda de conversaciones para conformar un Gobierno inmediatamente, aludiendo a que es necesario un “liderazgo” a causa de la amenaza del coronavirus. Netanyahu, en concreto, ha pedido “dejar de lado la política nacional” para formar un “gobierno de emergencia”.

Por su parte, Gantz ha convocado a los principales miembros del partido para decidir si debe aceptar o no la propuesta de Netanyahu. “Dada la situación estamos preparados para hablar de la creación de un Ejecutivo nacional de emergencia que incluiría representantes de todas las áreas del Parlamento”, ha especificado. En este sentido, ha afirmado que su partido “hará todo lo que esté en su mano para poder dar este paso por los ciudadanos de Israel y el Estado israelí”.

Netanyahu ha informado en un comunicado que ha invitado personalmente a Gantz para mantener una serie de conversaciones sobre la situación del brote, que ha dejado por el momento 126 casos en Israel, y ha propuesto formar un Gabinete de forma “limitada” para “salvar miles de vidas”. “Lo que necesitamos es responsabilidad nacional”, ha aseverado el político de 70 años, que ha destacado la importancia de centrarse en el “bien” para la nación y la salud de sus ciudadanos.

Asimismo, ha notificado al presidente, Reuven Rivlin, que ha querido, por su parte, trasladar su agradecimiento a Gantz por mostrarse dispuesto a “ayudar a formar un gobierno de emergencia”, según informaciones del diario “Haaretz”.

Gantz, que estaba tratando hasta ahora formar un gobierno en minoría con la ayuda de los partidos árabes, ha reiterado que su formación seguirá actuando “de forma responsable” y respaldará cualquier movimiento que ayude a controlar la pandemia.

Coronavirus developments in Israel
Turistas con mascarilla en la ciudad vieja de JerusalénABIR SULTANEFE

Nuevas medidas contra la pandemia

El Gobierno ha anunciado también hoy la cancelación de todos los eventos deportivos a causa del brote. El Ministerio de Cultura y Deportes ha recalcado que la suspensión va en línea con la decisión de las autoridades de prohibir todos aquellos actos en los que se reúnan más de cien personas y otras medidas anteriores, informa Ep.

Así, se suma al cierre de escuelas, universidades, salas de cine y múltiples hoteles. Por otra parte, las sinagogas de Israel deberán limitar el número de fieles durante la jornada de este sábado, mientras que se ha dado orden a aquellas personas en grupos de riesgo que recen en sus casas, según ha informado “The Times of Israel”.

Mientras Benjamin Netanyahu llamaba a la población a la calma y a que no acuda en masa a los supermercados, destacando que “no hay motivos para irrumpir en ellos” y ha agregado que “habrá suficiente comida de cara a las vacaciones (del Pésaj, que se celebrará entre el 8 y el 16 de abril)”.

"Estamos invirtiendo medios considerables ahora mismo para incrementar el ritmo de realización de las pruebas, reducir la tasa de contagio y, por supuesto, fortalecer y proteger a los equipos médicos, entre otras muchas cosas", ha dicho.

Por último, ha anunciado que la reunión semanal de su Gabinete, que se celebrará el domingo, tendrá lugar por videoconferencia. “Estamos siendo un ejemplo para los ciudadanos y esperamos que todos actúen de forma acorde”, ha zanjado.

Aunque las autoridades han cifrado este mismo viernes en 126 el número de contagiados por el nuevo coronavirus, fuentes del Ministerio de Sanidad han afirmado que podría haber miles de casos aún no diagosticados.