Merkel trata de evitar que Trump compre los derechos de la vacuna contra el Covid-19

Estados Unidos está negociando con el laboratorio alemán CureVac, pero el Gobierno alemán se opone a que se quede con la excusividad

NATO Alliance summit in Watford
La lucha contra el coronavirus ha abierto una nueva batalla diplomática entre Estados Unidos y Alemania/ReutersCHRISTIAN HARTMANNReuters

La búsqueda de una vacuna contra el coronavirus podría desatar una crisis diplomática entre Alemania y Estados Unidos. Según informó ayer el periódico alemán “Welt” el presidente estadounidense, Donald Trump, está intentado con elevados incentivos económicos garantizar para Estados Unidos la exclusividad de una potencial vacuna contra el coronavirus en la que está trabajando el laboratorio germano CureVac.

El periódico, que alude a informaciones procedentes de círculos cercanos al gobierno alemán, asegura que representantes del Ejecutivo germano están negociando ahora con CureVac para evitar que Trump se haga con los derechos exclusivos solo para Estados Unidos y que incluso desde Berlín se estaría haciendo una contraoferta.

El Ejecutivo de Angela Merkel “está muy interesado en que se desarrollen vacunas y principios activos contra el nuevo coronavirus también en Alemania y en Europa”, confirmó un portavoz del Ministerio de Sanidad al diario. Por otro lado, Karl Lauterbach, profesor alemán de economía de la salud, aseguró a través de las redes sociales que “la venta exclusiva de una posible vacuna a los EE UU debe evitarse por todos los medios”.

Al respecto, CureVac emitió ayer un comunicado en el que rechazaba los distintos rumores. La firma dijo que estaba en contacto con muchas organizaciones y autoridades de todo el mundo, pero no hizo comentarios sobre especulaciones y rechazó “acusaciones sobre ofertas de adquisición de la compañía o su tecnología”.Florian von der Muelbe, director de producción y cofundador de CureVac, aseguró al semana pasada que la compañía había comenzado a trabajar con una multitud de candidatos a la vacuna contra el coronavirus y ahora estaba seleccionando los dos mejores para participar en ensayos clínicos.

La compañía privada con sede en Tubinga espera tener una vacuna experimental lista para junio o julio para luego buscar el visto bueno de los reguladores para realizar pruebas en humanos.

Asimismo, en su sitio web, CureVac dijo que su director ejecutivo, Daniel Menichella se reunió a principios de este mes con Trump, el vicepresidente Mike Pence, miembros de la Comisión Especial sobre el Coronavirus de la Casa Blanca y altos representantes de compañías farmacéuticas y biotecnológicas para discutir una vacuna.