Austria: prohibidas las reuniones de más de cinco personas

El Gobierno de Sebastian Kurz pide a los austríacos “que se aíslen”. Multas de hasta 3.600 euros a quienes incumplan las nuevas medidas para luchar contra el coronavirus

A couple walks past imperial Schoenbrunn palace in Vienna
Imagen del palacio imperial, en Viena, hoyLEONHARD FOEGERReuters

Si España iniciaba su primer día en pleno estado de alarma, en el que los desplazamientos deben ser individuales y de máxima necesidad, una drástica medida que reina en Italia, Austria tomaba hoy la decisión de restringir la libertad de movimiento.

Así, el Gobierno del conservador Sebastian Kurz ha anunciado que la libertad de movimiento queda restringida al mínimo necesario y que se suspende el derecho de reunión bajo pena de multas de hasta 3.600 euros. Cada vez son más los países que intentan frenar la propagación del coronavirus y optan por el aislamiento total y limitar el contacto entre sus ciudadanos.

Austria, que hace frontera con Italia -país con más de 21.000 infectados y 1.400 fallecidos por el coronavirus-, ya cuenta con más de 650 casos y su primer fallecido a causa del Covid-19, un nuevo virus que ha puesto en jaque al mundo. Fue uno de los primeros países que optó por cerrar su frontera con Italia. Una polémica orden que cada día más naciones comienzan a adoptar en su intento de protegerse del coronavirus.

Las restricciones a la libertad de movimiento entran en vigor el lunes. A los restaurantes se les ha ordenado que cierren a partir del martes, día en el que se ampliarán las medidas para luchar contra esta pandemia que ha puesto al mundo en jaque.

“Se pide a los austríacos que se aíslen”, indicó el canciller Kurz en un comunicado. “Esto significa que solo harán contacto social con la gente con la que conviven”.

El canciller Kurz detalló los únicos tres motivos por los que se puede salir a la calle.

Permiso para salir en Austria para:

  1. ir a trabajar si es esencial
  2. ir a comprar productos básicos
  3. ayudar a personas que necesitan asistencia

Asimismo, Kurz explicó que la gente podrá salir a pasear “si van solos o con las personas con las que vivan en su domicilio”.

Eso sí, nunca más de cinco personas juntas. Según recoge la agencia Efe, la Policía exigirá a los grupos de personas que estén en la calle que se dispersen.

Las multas pueden llegar hasta los 3.600 euros para quienes incumplan la prohibición de estar en espacios públicos.

El anuncio del canciller llegó justo después de que el gobernador de la provincia de Tirol anunciara el cierre total de esta región alpina. Es precisamente en el Tirol, frontera con el norte italiano, la zona que más fuertemente se ha visto afectada y ya había reducido al máximo la vida pública.