Maduro impone la “cuarentena total” en Venezuela

La medida entra en vigor hoy tras detectarse 33 casos. El presidente encargado, Juan Guaidó, anuncia por su parte un paquete de cinco medidas para frenar la expansión del coronavirus

Maduro ordena una "cuarentena total" en Venezuela para frenar el coronavirus
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante su reunión con su Gabinete para analizar la incidencia de la pandemia en el paísPrensa MirafloresEFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha ordenado esta pasada madrugada una “cuarentena total” que entrará en vigor a partir de hoy y que se aplicará en los 23 estados del país para frenar la expansión del coronavirus.

“Quiero anunciar que a partir de mañana, martes 17 de marzo a las 5 de la mañana, Venezuela entera entra en cuarentena social, todo el país, los 23 estados y el distrito capital, todos a la cuarentena social, a la cuarentena colectiva”, anunció en una alocución en la que confirmó 16 nuevos casos, que elevan a 33 los casos de Covid-19.

Este lunes ya había entrado en vigor una cuarenta en Caracas, así como en los estados de La Guaira, Miranda, Cojedes, Apure, Zulia y Táchira, estos tres últimos fronterizos con Colombia, pero Maduro tomó la decisión de ampliarla a todo el país, puesto que “es la situación más grave” que haya enfrentado Venezuela “nunca antes”. Maduro afirmó que “nunca una pandemia de este tipo” había llegado a Venezuela por lo que consideró que “es bueno hablarle claro a la población venezolana”.

Acerca del inicio de la cuarentena que incluyó este lunes a una tercera parte de los venezolanos, aseguró que arrancó “con buen pie”. El mandatario agradeció “a toda la familia y a toda la comunidad” de los estados afectados “por su disciplina, su conciencia superior y por haber dado este paso tan importante de la cuarentena en familia”.

Asimismo, cifró que el acatamiento de la cuarentena en “casi el 85%” de la población y subrayó que tanto los cuerpos de seguridad del Estado como la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) estuvieron “en las calles junto al pueblo garantizándole su protección, su seguridad”. Quienes salieron a la calle, aseguró, eran personas que “estaban en el régimen de excepción”, como los trabajadores de los sectores de salud, cadena alimentaria, servicios públicos y transporte público.

Casos importados

El mandatario afirmó que de los 33 casos registrados, 28 son de personas que llegaron de Europa y cinco de la ciudad colombiana de Cúcuta, que alberga el principal paso fronterizo con Venezuela. “El virus importado anda por allí tocando, infectando, enfermando, multiplicándose”, añadió Maduro, que aclaró que del total de casos, 18 son mujeres y 15 hombres.

Trece fueron registrados en el estado Miranda, ocho en Caracas, cinco en La Guaira, dos en Anzoátegui, uno en Mérida, uno en Cojedes y uno en Apure. De ellos, 31 son residentes en Venezuela y dos residentes fuera del país, entre los que hay “un diplomático de muy alto rango de un país suramericano”.

Maduro subrayó la necesidad de "valorar mucho más las recomendaciones de la (Organización Mundial de la Salud) OMS" para de ese modo "romper las cadenas de transmisión" que es lo que está haciendo con las medidas de cuarentena que considera "inevitable" e "ineludible".

Iván Duque rechaza el contacto directo con Miraflores

Después de criticar al Gobierno colombiano por negarse a ponerse en contacto con su Gabinete para poner en marcha medidas comunes, el líder chavista dijo que ya se han comunicado con el ministro de Salud del país andino, a quien le agradeció su llamada y con el que dijo que están “listos y dispuestos” para trabajar en conjunto.

Sin embargo, el presidente de Colombia, Iván Duque, ha reiterado que no habrá contacto directo con el Gobierno de Venezuela en relación a la gestión de la crisis, sino que será la Organización Panamericana de la Salud (OPS) quien medie entre ambos países, ya que no existen canales de confianza.

El mandatario colombiano ha descartado que pueda darse un diálogo directo con Nicolás Maduro, tal y como él propuso tras detectarse los primeros casos en el país caribeño, puesto que “en esto poco o nada sirven por la misma situación que tiene el sistema de salud allá”. “A los niños no los vacunan en Venezuela desde hace mucho tiempo, entonces usted puede tener el canal directo que quiera pero eso no es de confianza”, ha explicado Duque durante una entrevista concedida a la emisora de radio colombiana La FM.

Además, el jefe de Estado afirmó que ha sostenido una reunión con la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), principal organización de gremios empresariales, para “garantizar el funcionamiento de la economía”. A los empresarios les pidió que cuenten con él para garantizar el apoyo logístico e institucional para que “el aparato productivo se mantenga en pie”.

Poco antes del mensaje de Maduro, la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea) informó que han puesto en marcha un plan de emergencia “diseñado para atender situaciones sociales o naturales”. “Exhortamos a las industrias manufactureras de alimentos, afiliadas a la cámara, a continuar trabajando con normalidad, para producir los alimentos y contribuir con la seguridad alimentaria, así como cumplir con los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias con el propósito de proteger y respaldar a los empleados y obreros, en sus respectivas áreas de trabajos”, señaló la cámara

Las medidas de Guaidó

Por su parte, el líder opositor, Juan Guaidó, anunció “cinco medidas prioritarias desde el Gobierno encargado” que preside ante la pandemia de Covid-19, enfocadas a retomar la ayuda humanitaria y alimentaria, aprobar un fondo para el apoyo de ONG internacionales de salud que trabajan en Venezuela, entregar 3.500 kits de protección a personal sanitario, realizar una campaña informativa y crear un equipo de seguimiento.

En opinión de Guaidó, Venezuela “es víctima de un régimen que ha pulverizado el acceso a los servicios públicos. El coronavirus puede hacer un daño incalculable si no hacemos lo que hace falta. El Estado no cuenta con la capacidad para enfrentarlo”.

Es su intención “retomar la ayuda humanitaria, la ayuda alimentaria para la población”, para lo que, dijo, que se ha creado una “comisión de ayuda presidencial para entrar en contacto con los organismos internacionales pertinentes y estar preparados”. “Si ya la situación es crítica, el aislamiento masivo tendrá repercusiones grandes en el tema del abastecimiento”, dijo unos minutos antes de que el presidente Nicolás Maduro decretara la cuarentena total.

La segunda medida consiste en la “aprobación de un fondo para el apoyo de ONG internacionales de salud que trabajan en Venezuela”, la entrega de insumos médicos a hospitales y la creación de “fondos protegidos” para este fin, “además de donaciones de importantes aliados”, de los que no dio más detalle. Otra de las acciones anunciadas por Guaidó es la entrega de 3.500 kits de protección a médicos y enfermeras que van a dar cobertura a cinco hospitales principales, aunque reconoció que “se necesitan más”.

El político opositor acusó al Gobierno de Maduro de la falta de electricidad, agua e insumos básicos, así como de la protección que necesita “el personal de salud, en graves condiciones en este momento”. Además, dijo que se hará una campaña informativa por medios tradicionales y alternativos, y se creará un equipo que “monitoree la situación real” de lo que ocurre con la pandemia del COVID-19 en el país.

“Quien controla el aparato represivo del Estado sabe que el pueblo necesita ayuda. No es el tiempo de la soberbia. La salud depende de que hagamos bien las cosas. No es momento para inventar”, afirmó, en referencia al Ejecutivo venezolano.

Asimismo, hizo un llamamiento para “liberar de inmediato a los presos políticos civiles y militares. Las cárceles de este país no son espacios para tenerlos”.