Muere por coronavirus el kamikaze que salió a “propagar” el Covid-19

Una vez que supo que era positivo, el japonés se saltó la restricción y se fue de bares con el propósito de contagiar

A man, wearing a protective mask following an outbreak of the coronavirus disease (COVID-19), walks in Tokyo
Coronavirus en JapónEDGARD GARRIDOReuters

El hombre que una vez supo que tenía coronavirus salió de marcha para “propagar el virus”, ha muerto hoy en un hospital en el centro de Japón.

Primero se contagiaron sus padres, con los que vivía, y después él mismo dio positivo el 4 de marzo. Pero en lugar de quedarse en casa para pasar la cuarentena y la enfermedad, el japonés de 57 años decidió salir de marcha para “propagar al virus”.

Si desde Tokio recomendaban a toda la población que se aislaran y hasta habían tomado medidas restrictivas contra esta pandemia que se originó en Wuhan, China, como cerrar todos los colegios, a este japonés le dijeron que debía quedarse en casa, pues había dado positivo. Sin embargo, él optó por contagiar a sus vecinos de Gamagori, en la región de Aichi.

Las autoridades locales reconocen ahora que no podían controlar que todos los positivos se mantuvieran en sus hogares.

Primero acudió a un bar y después a un pub filipino, donde bebió, cantó en el karaoke, abrazó a gente... Hasta que confesó que había dado positivo y un trabajador del local contactó con las autoridades.

La Policía lanzó una investigación el viernes pasado, cuando una mujer de unos 30 años, con las que estuvo este kamikaze en el pub filipino, dio positivo en coronavirus. Es decir, el japonés, del que no se ha filtrado su identidad, consiguió su propósito.

Las autoridades sanitarias ingresaron al japonés en un hospital el 5 de marzo.

La agencia nipona Kyodo, confirmó su fallecimiento a través de una fuente encargada de la investigación.

En Japón hay más de 880 casos de personas infectadas y ya han fallecido 29 personas, entre ellas, este kamikaze de Gamagori.