Michel Barnier, negociador jefe de la UE para el Brexit, positivo en coronavirus

El político francés dice sentirse bien y que guarda cuarentena en su domicilio. La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, que ha mantenido varias reuniones con él, se someterá a la prueba

Michel Barnier tested positive for Coronavirus
Michel Barnier ha reconocido públicamente su contagio este juevesJennifer Jacquemart/European Com / DPA Jennifer Jacquemart/European Com

El coronavirus también llega a las altas instituciones de la UE. El negociador europeo para el Brexit y la relación futura con Reino Unido, el exministro francés Michel Barnier, ha anunciado este jueves a través de las redes sociales de que ha dado positivo en las pruebas de la enfermedad.

“Quería informar personalmente de que ayer di positivo en la prueba del Covid-19”, ha expresado en un vídeo grabado en su domicilio y publicado a través de su perfil en Twitter. Barnier ha añadido que permanecerá “estrictamente confinado” mientras se recupera de la enfermedad en su casa porque se encuentra “todo lo bien que es posible” y con “buen ánimo”.

De este modo, el político galo ha apelado a la "responsabilidad", la "solidaridad" y la "bondad" de los ciudadanos para hacer frente a la pandemia y sigan escrupulosamente las recomendaciones de las autoridades.

Confiando en que “salgamos más fuertes de esta crisis”, Barnier ha aprovechado su mensaje para insistir en la importancia de quedarse en casa y proponer la lectura de su libro ''Chacun pour tous: Le défi écologique" (“Uno para todos: El reto ecológico”, en francés).

Fuentes de la Comisión Europea han confirmado minutos después de que la presidenta, la alemana Ursula von der Leyen, se someterá inmediatamente al test, ya que ha mantenido reuniones con Barnier en las últimas semanas.

Negociaciones paralizadas

Precisamente el día en que el excomisario y exministro francés realizaba la prueba, la UE y Reino Unido anunciaron el aplazamiento sin fecha de las negociaciones para el acuerdo de relación futura, cuya segunda ronda debía celebrarse esta semana.

Las partes -cada delegación cuenta con más de un centenar de expertos- buscan desde el inicio de la crisis médica alternativas telemáticas para poder continuar con los contactos pero por el momento no han dado con el formato adecuado, indicaron las partes.

El periodo transitorio que mantiene el ‘statu quo’ en la mayoría de las relaciones entre la UE y Reino Unido expirará el 31 de diciembre si Londres mantiene su negativa a pedir una prórroga, una posibilidad que tendrá hasta mediados de año pero que el Gobierno de Boris Johnson afirma que descarta.

Así las cosas, los tiempos para cerrar un acuerdo son muy ajustados porque las partes deberían cerrar el pacto a más tardar en octubre para dar el tiempo necesario de la tramitación y ratificación del texto legal para su aplicación cuando expire la transición. La UE, de hecho, quiere un acuerdo pesquero y sobre servicios financieros ya en julio.