Cómo se hicieron los ricos de Nueva York los test: en casa después de pagar 5.000 dólares

Un exclusivo grupo de al menos cien millonarios han contratado un servicio de “conserjería” que les ha permitido someterse a las pruebas sin colas de espera

FILE PHOTO: People walk through a nearly empty Times Square, during the outbreak of coronavirus disease (COVID-19) in New York
Times Square, en Nueva York, exhibe este aspecto tras la alerta decretada por el coronavirusLucas JacksonReuters

A medida que las autoridades estadounidenses se apresuran a aumentar la capacidad de los servicios sanitarios para detectar los contagios coronavirus, se ha hecho público que al menos cien ejecutivos y otros neoyorquinos adinerados tuvieron acceso prácticamente inmediato a las pruebas, según dos fuentes consultadas por Reuters.

¿Cómo lo consiguieron? Es tan fácil como ser miembro de un seguro exclusivo, un servicio médico poco conocido por la gente de a pie que atiende a los más ricos de la ciudad. Sus socios pagan una cuota de 5.000 dólares al año solo por un servicio de “conserjería” médica que abarca la ciudad de Nueva York llamado Sollis Health, que se coordinó con los laboratorios Enzo Clinical para someter a sus miembros a los test del Covid-19, según las fuentes consultadas por los periodistas.

El contrato dio a los miembros del club -que incluye a financieros, de la industria del entretenimiento y la publicidad, o de importantes medios informativos-, acceso instantáneo a las pruebas en su propia casa, en un momento en que, por ejemplo, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, había reconocido que el estado entonces solo tenía la capacidad de evaluar a unos pocos cientos de pacientes por día. Anoche la ciudad ya pudo realizar 8.000 pruebas, pero el caso supone el último ejemplo de cómo las personas acomodadas tienen muchas más ventajas y se hacen las pruebas médicas en los momentos de escasez y tensión en todos los estados del pais.

Los mejores médicos y sala privada de urgencias

Dos fuentes consultadas por Reuters se negaron a proporcionar las identidades de las personas que utilizaron sus servicios, pero este tipo de demanda pone en evidencia la falta de capacidad y preparación de las instituciones públicas en Estados Unidos. Sollis es parte de una industria lucrativa, donde los costos de membresía pueden ascender a decenas de miles de dólares al año por servicios como acceso especial a médicos y salas privadas de urgencias. Estas compañías han encontrado un nicho en ciudades como Nueva York y San Francisco a medida que los ricos buscan el acceso a la mejor atención médica.

Con un país que empieza a sentir el agobio de la pandemia, en los últimos días muchos usuarios de Twitter se habían preguntado cómo algunas celebridades, jugadores de equipos deportivos y banqueros lograron hacerse las pruebas cuando eran tan difíciles de conseguir. “Claramente, hay acceso más allá de lo que la mayoría de los estadounidenses están viendo”, dijo el doctor Jake Deutsch, director clínico de Cure Urgent Care, con sede en Nueva York, al comentar la falta de test.

Sollis Health tiene oficinas en los vecindarios del Upper East Side y Tribeca de Manhattan. “En la sala de urgencias usted esperará cinco horas. Nuestros médicos pueden hacerse cargo de la mayoría de los problemas médicos de inmediato”, dice en su sitio web. “Puede llevar semanas ver a los mejores especialistas. Te contactamos de inmediato”. La compañía comenzó a recibir consultas sobre las pruebas de coronavirus a fines de febrero, ya que los casos comenzaron a extenderse en Italia, dijo una persona conocedora de la situación.

Algunos de sus miembros habían viajado a las zonas afectadas y querían hacerse la prueba, confirma esta fuente. Entonces los médicos de Sollis contactaron con el Departamento de Salud de Nueva York para realizar pruebas de coronavirus. Pudieron hacer unas pocas, pero constataron que la disponibilidad de las pruebas era limitada. También usaron muestras para realizar pruebas de otros tipos de enfermedades respiratorias, que sí se pudieran diagnosticar para así poder ayudar a reducir la probabilidad de que el miembro también tuviera el Covid-19, dijo el informante.