El índice de contagio de los sanitarios españoles se dispara al 14%

La falta de medios pasa factura a la primera línea de combate contra el coronavirus. En Italia el índice es del 9% y en China del 3,8%. 5.400 profesionales se han infectado ya en nuestro país

Suponen ya la segunda oleada del contagio de la pandemia. De hecho ya suman el 14% de los casos registrados en España, pero dadas las condiciones en las que están trabajando desde hace semanas, el número de infectados entre los sanitarios puede dispararse aún más en breve.

Según el último balance de la pandemia en nuestro país, dado a conocer este martes, ya se han contagiado 39.600 personas, y de ellas 5.400 son profesionales de la Sanidad, entre médicos y enfermeros (el Ministerio no detalla los números). Por tanto, el porcentaje respecto al número de contagiados es casi del 14%.

Han faltado mascarillas, equipos de protección, ropa apropiada. Las jornadas son a destajo. Y por no disponer, tampoco han dispuesto de test para evaluar rápidamente los contagios. El Gobierno va a destinar las primeras partidas de las pruebas a este sector y al de las residencias de ancianos, pero puede ser demasiado tarde.

El porcentaje de sanitarios contagiados supera ya con mucho al de Italia. Según datos oficiales recogidos por el diario “La Repubblica”, que incluían los casos registrados en el país hasta el lunes, 4.824 profesionales de la salud italianos habían sido infectados con coronavirus, lo que equivale al 9% del número total, un porcentaje que supone más del doble que el del estudio chino publicado en JAMA (3,8%).

Tanto en España como Italia se teme que el número se dispare en cuanto se extiendan los test y avancen los días. También en el resto de Europa. En España la primera víctima fue una enfermera de 52 años del hospital de Galdakao ingresada en Basurto.

Ayer falleció el primer médico en Francia. Se llamaba Jean-Jacques Razafindranazy, que trabajaba pese a tener 68 años echando una mano en el hospital de Compiègne, al noreste de París,. En Italia, la primera víctima fue Leonardo Marchi, especialista en enfermedades infecciosas y director médico del hogar de ancianos San Camillo en Cremona. El segundo fue Manfredo Squeri, un médico retirado del hospital. Según cifras oficiales, al menos 19 médicos han fallecido en el país.

En China el caso más dramático fue el del Li Wenliang, el médico de Wuhan que intentó alertar sobre el brote de coronavirus a las autoridades y se le denigró por “hacer comentarios falsos”. Incluso fue investigado por difundirlos. Li Wenliang falleció cuando a pacientes en el Hospital Central de la ciudad, epicentro de la pandemia.

Sanidad admite “en parte” la falta de medios

El director del Centro de Emergencias y Alertas Sanitarias, Fernando Simón, ha admitido ya este martes que el contagio de los profesionales sanitarios, y el hecho de que la tasa sea mayor que la de otros países afectados, se puede deber “en parte” a la escasez de equipos de protección.

En rueda de prensa, Simón ha explicado que desde el primer momento hubo dos o tres brotes nocosomiales que afectaron a la transmisión entre el personal sanitario, lo que influyó por "una parte" en el número de afectados, que hasta la fecha son 5.400.

Ha asegurado que “no se puede negar” que el acceso a los equipos de protección personal, aunque está resultando “suficiente”, en “algunos puntos, puede haber momentos críticos en la capacidad” de éstos. Y lo ha justificado en “un problema de acceso al mercado”, ya que esos equipos “han sido durante mucho tiempo muy escasos” a nivel global.

Aunque ha indicado que se está en proceso de solucionar estos problemas, ha reconocido que "no hay disponibilidad global fácil" de los equipos, lo que tiene "puede tener una parte" de implicación en el incremento de los contagios entre el personal sanitario.

No obstante, ha dicho que, por otra parte, estos profesionales que se han podido infectar en su práctica diaria, también algunos de ellos se ha infectado en la comunidad, “una opción que también existe”. Todos estos son aspectos que hay que valorar, por lo que ahora mismo no se puede hacer una interpretación más detallada, ha afirmado Simón.