Coronavirus

Cristina Kirchner, criticada por viajar a Cuba en plena pandemia

La vicepresidenta, ausente en la crisis del coronavirus, ha volado a La Habana en busca de su hija Florencia

Cristina Fernandez de Kirchner
Cristina Fernandez de KirchnerNatacha PisarenkoAP

A Cristina Fernández de Kirchner, la ex mandataria y actual vicepresidenta la gente la quiere o rechaza más allá de los acontecimientos coyunturales, así sean serias denuncias por corrupción. Sin embargo, la decisión de volar a Cuba cuando el peligro de la pandemia y los traslados ya estaba declarado quedó en el foco de las críticas. Aún cuando se tratase de un caso de solidaridad sanitaria con su hija Florencia.

Kirchner llegó el domingo por la noche a Argentina en un vuelo proveniente de La Habana, Cuba, desde donde viajó con su hija, Florencia. Tras arribar al país, la senadora y su hija se aislarán por 14 días, pese a que Cuba no está entre los países declarados “de riesgo” por el Gobierno argentino ante el avance del coronavirus.

Florencia estuvo durante más de un año en La Habana, donde se sometió a tratamientos médicos por problemas de salud. Supuestamente tenía ataques de pánico aunque la oposición denunció que se trataba de una especie de aislamiento para blindarse de los procesos por corrupción que la vinculan a su madre.

Finalmente, Cristina y Florencia regresaron al país 24 horas antes de que Cuba cierre sus fronteras por la pandemia del coronavirus durante 30 días. La medida exceptúa a sus residentes que se encuentran en el exterior y a los turistas que aún se encuentran en la lista.

Además, en las redes sociales, la ex presidenta se refirió al estado de su hija. “Ella junto a sus médicos y sus médicas lograron restablecer parte de su salud perdida y hace un tiempo vienen trabajando su regreso a casa. Pero ya se sabe, nada es tan sencillo”, publicó.

Por otro lado, la funcionaria agradeció a la “Cuba solidaria castigada por los poderosos pero digna y altiva” y afirmó: ”Estuvieron en un momento muy difícil de mi vida y cuidaron a mi hija sin especulaciones y en medio de la feroz persecución mediática y judicial que la dañó”.

Privilegios

Al contrario de todos los repatriados que llegan estos días, Cristina y Florencia no fueron enviadas a uno de los hoteles dispuestos por el Gobierno para que guarden cuarentena, sino que se retiraron a su residencia.

Según el último sondeo de Inteligencia Analítica un 69,2% opina que fue “una mala decisión” el viaje de Cristina a Cuba. Sólo cree que resultó “buena” un 7,2%, lejísimo del núcleo duro que le es incondicional. En ese mismo estudio se ve cómo creció el rechazo a Cristina en los últimos días, que como “número dos” del Gobierno no está al frente en la peor crisis sanitaria y económica de los últimos tiempos.