Pompeo viaja a Afganistán para rescatar el acuerdo de paz con los talibanes

El secretario de Estado de Donald Trump intenta limar asperezas entre los dos “presidentes” y rivales políticos después de que ambos aseguren haber ganado las elecciones

Mike Pompeo, Hamdullah Mohib
Mike Pompeo llega al Palacio presidencial en KabulAP

El 29 de febrero, Estados Unidos y los talibanes alcanzaron un acuerdo histórico y casi un mes más tarde peligra el plan de paz en Afganistán. Para rescatarlo, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, viajó ayer a Kabul en plena crisis política y con intermitentes ataques talibanes. Una violencia que debería haberse reducido considerablemente como parte de la hoja de ruta. Si bien se ha respetado la tregua con las tropas estadounidenses, los talibanes siguen hostigando a las fuerzas afganas.

Según datos oficiales, unos 50 policías y soldados afganos han muerto y decenas más han resultado heridos durante el fin de semana, en los enfrentamientos que se han producido en 14 de las 34 provincias del país.

Si las diferencias entre la amalgama de facciones afganas son un escollo para la paz, ahora, además, la estabilidad de Afganistán está en juego por la crisis política que enfrenta a los dos “presidentes” tras haberse declarado ambos vencedores en las elecciones del 29 de septiembre.

Pompeo, que fue recibido en el aeropuerto de Kabul por el negociador estadounidense con los talibanes, Zalmay Khalilzad, se reunió con el presidente Ashraf Ghani y su rival, Abdulá Abdulá, quien no ha aceptado los resultados electorales.

El jefe de la diplomacia se reunió primero con Abdulá para examinar dos temas: la disputa electoral y el proceso de paz, “aunque las discusiones se centrarán sobre todo en los problemas electorales", manifestó su portavoz, Omaid Maisam.

AMP.- Afganistán.- Pompeo se reúne por separado con Abdulá y Ghani en un intento por relanzar el proceso de paz
Abdulá Abdulá se reúne en Kabul con Mike Pompeo TWITTER ABDULÁ ABDULÁ

Mas tarde, Ghani recibió a Pompeo en el palacio presidencial, donde trataron “el proceso de paz, los siguientes pasos en el proceso, el consenso regional para la paz en Afganistán y la situación actual política y de seguridad en el país”, explicó el portavoz presidencial, Sediq Sediqqi.

US Secretary of State Mike Pompeo visits Afghanistan
Mike Pompeo con Ashraf GhaniPRESIDENTIAL PALACE HANDOUTEFE

El secretario de Estado de Donald Trump llega en un momento delicado por la crisis política pero lo que más le preocupa sin duda es que se vaya a descarrilar el proceso de paz antes de haber empezado. El primer paso para llevar a cabo el diálogo interafgano para acercar a las facciones a la mesa de negociaciones era el intercambio de prisioneros, por parte del Gobierno afgano, la liberación de 5.000 presos talibanes y como muestra de compromiso, los insurgentes podrán en libertad a 1.000 miembros de las Fuerzas de Seguridad cautivos.

El escollo del intercambio de prisioneros

Sin embargo, se ha ido dilatando semana tras semana el compromiso y hasta la fecha no ha habido acuerdo entre las dos partes para hacer el intercambio.

De hecho, Gobierno e insurgentes tuvieron un primer encuentro para hablar del tema la víspera de la visita de Pompeo pero la reunión no llevó a término.

El presidente Ghani propuso la liberación de manera escalonada con 1.500 prisioneros talibanes antes de la apertura de las discusiones interafganas, y más tarde, a lo largo de varios meses y si la violencia disminuía, los 3.500 restantes.

Los insurgentes piden que se liberen a todos los prisioneros de una sola vez, y no de manera escalonada y que se haga antes del inicio de las conversaciones.

A este respecto, Washington ha señalado que la retirada de las tropas en los próximos 14 meses no dependía de “las negociaciones exitosas” entre afganos en ambos lados del conflicto. No obstante, el Departamento de Estado de EE UU emitió unas declaraciones instando a los líderes rivales de Kabul a encontrar un compromiso, y cedan en su postura, al tiempo que recordó que muchos de los prisioneros talibanes en la lista ya habían cumplido su condena y que los nombres se decidieron después de largas negociaciones.

La partida de las tropas estadounidenses ya comenzó, pero se ha vuelto más lenta por la pandemia de nuevo coronavirus, que en Afganistán afecta por el momento a 40 personas y ya causó su primer muerto. Existe el temor de que Afganistán registre una crisis sanitaria mayor debido a la llegada diaria de miles de afganos provenientes de Irán, uno de los países más golpeados por la pandemia de Covid-19 que ayer registró 127 nuevas muertes que suman ya 1.812 y más de 23.000 contagiados.