Un adolescente de Los Ángeles, primer menor muerto en EE UU por coronavirus

Residía en la localidad de Lancaster y su padre también está contagiado

Un empleado de  la limpieza trabaja en el bulevard de Hollywood mientras un "homeless" duerme cubierto por la bandera e EE UU
Un empleado de la limpieza trabaja en el bulevard de Hollywood mientras un "homeless" duerme cubierto por la bandera e EE UUDamian DovarganesAP

El condado de la ciudad de Los Ángeles ha informado hoy de la que podría ser la primera muerte de un menor de 18 años en Estados Unidos, una muerte que eleva a once las registradas en el distrito.

La joven víctima sería un adolescente de Lancaster, fallecido tras sufrir un shock séptico, según informó el alcalde de esta localidad, R. Rex Parris, al periódico “Los Angeles Times”. El padre del menor también ha contraído el virus, comentó Parris, que no ha querido revelar el nombre ni más detalles para conservar el derecho a la intimidad de la familia. “Esto es realmente horrible, perder un hijo”, lamentó. Además, se da la circunstancia de que “el padre tenía un contacto directo con el público a diario en el trabajo”, añadió el alcalde de Lancaster.

Parris usó este caso para pedir a todos los niños se queden en sus casas y aseguró que está trabajando para hacerse con 100.000 kits de prueba del coronavirus. “No están haciendo el test a casi nadie”, denunció Parris. “Así que no vamos a esperar a lo que haga el condado. Vamos a conseguir nuestras propias pruebas".

También la directora del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles, Barbara Ferrer, hizo referencia a este caso. “Este es un recordatorio devastador de que Covid-19 afecta a personas de todas las edades”, dijo.

No obstante, su Departamento informó de que todavía está trabajando para confirmar si el caso supone efectivamente la primera muerte de un menor vinculada al coronavirus en el país. “Aunque las primeras pruebas indicaron un resultado positivo para Covid-19, el caso es complejo y puede haber una explicación alternativa para este fallecimiento”, señaló en un comunicado. “La privacidad de los pacientes impide dar más detalles”, añadió.

Por su parte, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, ha advertido a los ciudadanos de que lo peor de la pandemia está por llegar y que deben estar preparados para una mayor pérdida de vidas, informa “Los Angeles Times”. Garcetti cree que la ciudad puede tardar entre seis y doce días en registrar números similares a los de Nueva York.