La labor de los voluntarios está siendo vital para ayudar a poblaciones enteras en Italia

Visitan las casas de los más mayores y con discapacidad portando medicinas y víveres de primera necesidad

El Príncipe  hoy en la base de helicópteros ELITALIANA en Roma, durante el transporte de enfermos. Imagen ofrecida por el príncipe Hugo Windish-Graetz.
El Príncipe hoy en la base de helicópteros ELITALIANA en Roma, durante el transporte de enfermos. Imagen ofrecida por el príncipe Hugo Windish-Graetz.Alicia Romay

Los voluntarios de la Orden de Malta perteneciente al Grupo CISOM Matese - Alexis, trabajan incansablemente desde el inicio del brote del Coronavirus, en los pueblos italianos de difícil acceso.

En la Comunidad Montana del Matese dell Alto Casertano, los 17 pueblos no cuentan con estructuras sanitarias idóneas para atender a los enfermos por el virus.

El Príncipe Hugo Windisch-Graetz ha estado hoy en la base de los helicópteros ELITALIANA en Roma, a donde se transportan a los enfermos infectados por el COVID-19. Es permanente el compromiso de ayuda a los más necesitados y en particular en situaciones de emergencia, del príncipe Hugo y de su esposa la princesa Sofía de Habsburgo. Como Embajador de la Soberana Orden Militar de Malta, junto con el Comandante Giuseppe Rocco Sileo, de la Sección Territorial CISOM Matese-Alexis (ora Gruppo CISOM Matese-Alexis, está al frente de los voluntarios que ayudan a los afectados por la pandemia.

El grupo de voluntarios del Cuerpo Italiano de Socorro de la Orden de Malta que colabora con el Departamento de la Protección Civil de Italia, está asistiendo casa por casa.

Los voluntarios, desde el brote de la pandemia, están asistiendo a los ancianos y a los que tienen alguna incapacidad para desplazarse y adquirir artículos de primera necesidad. Esta sección de la Orden de Malta , opera fundamentalmente en la zona de la Comunidad Montana del Matese, del Alto Casertano y en con los pueblos colindantes de montaña.

Esta zona es montañosa y boscosa, con vertientes que pueden llegar a los 2.000 metros de altura y las casas que están habitadas están a mil metros.

La mayoría de los pueblos de montaña, 17 en esta área, no cuentan con estructuras sanitarias idóneas. Muchos de estos pequeños pueblos no tienen farmacia. Los hospitales se encuentran en Caserta, Isernia y Piedimonte Matese que están a 70 kilómetros de distancia. Los casos más graves, en los que también están infectados niños, deben de acudir al Hospital Pediátrico Santobono de Nápoles. Son 150 km los que deben recorrer si se va desde el pueblo más alejado de esta zona de Italia. Las ambulancias con las que cuentan, están en mal estado y son pocas, según la información ofrecida por la Sección Territorial CISOM Matese-Alexis (ora Gruppo CISOM Matese-Alexis de la Orden de Malta. Muchos de los pueblos se quedan incomunicados a causa de la nieve y el hielo cuando las temperaturas son bajas.

En esta zona están trabajando 70 voluntarios de la Matese Alexis. Entre sacerdotes, médicos, psicólogos y enfermeros que están al servicio de los más pobres y humildes.

Cada día, van a visitar a los ancianos, les escuchan y les ayudan en lo que se puede en estas circunstancias tan difíciles. Visitan también a los enfermos y sobre todo, y en esto se hace énfasis, en la atención a los niños. Los voluntarios van tocando cada puerta, cada día para conocer el estado en el que se encuentran, así como conocer sus necesidades, proveyéndoles medicamentos y artículos de primera necesidad. Su labor no se queda sólo con los habitantes italianos, sino también asisten a los grupos de refugiados residentes en la zona que provienen de la Costa de Marfil, Senegal, Burkina Faso, Gambia, Nigeria, Mali, Congo, etc.

Unidad móvil de la Orden de Malta . Cuerpo Italiano de Socorro
Unidad móvil de la Orden de Malta . Cuerpo Italiano de Socorroprincipe hugo windisch-graetz (nombre del dueño)

Los voluntarios operan con ambulatorios móviles, durante sus visitas médicas pediátricas, odontológicas, oculistas y cardiológicas. Llevan años realizando esta labor, por lo tanto, conocen cómo actuar en casos de emergencia como la que se está viviendo actualmente.

En esta tan complicada situación causada por el COVID-19, estos voluntarios asumen tareas socio-sanitarias.

MUCHAS VECES NO SE PUEDEN RESOLVER EL PROBLEMA PERO SÍ ALIVIAR , OFRECIENDO UNA SONRISA Y PALABRAS PARA RECONFORTARLOS

Su lema es seduli in accurrendo, alacres in succurrendo - “oportuno en apresurarse, efectivo en el rescate”