¿Qué es el “cártel de los Soles”?

Se originó antes de la llegada de Hugo Chávez a la presidencia. Para los fiscales de Estados Unidos resulta evidente la conexión entre el régimen de Maduro y este grupo narcotraficante

Nicolas Maduro y Diosdado Cabello
Nicolas Maduro y Diosdado CabelloARiana CubillosAP

Los Soles como otras organizaciones, -FARC o ELN-, comenzó a trabajar por ideología para luego convertirse en un cártel de narcotráfico. Es está ocasión la diferencia es que no lo manejan líderes guerrilleros, sino la cúpula de un gobierno y un Ejército corrupto.

No se trata de una organización rígida y permanente, sino de redes que se instrumentan para la gestión de uno o varios envíos de cocaína desde Venezuela hacia al exterior, en el que intervienen directa o indirectamente oficiales activos o retirados de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, FANB, bien sea amparados por los cargos que ocupan o por sus contactos.

Cuándo se crea

El término Cártel de los Soles se origina antes de la llegada de Hugo Chávez a la presidencia de Venezuela y de la conexión, posterior a 1999, de muchos oficiales altos y medios de las fuerzas armadas venezolanas con el narcotráfico.

El término habría sido utilizado por primera vez en 1993, durante el gobierno del presidente Carlos Andrés Pérez, cuando dos generales de la Guardia Nacional Bolivariana, Ramón Guillén Dávila (jefe antidrogas) y su sucesor Orlando Hernández Villegas, fueron investigados por tráfico de drogas y delitos conexos. Cada uno portaba en sus hombros la insignia de un solo sol que caracteriza a los generales de brigada, dando lugar al nombre “Cártel del Sol”.

Objetivos

Sin embargo fue el fallecido presidente Hugo Chávez quien orquestó la incursión de su régimen en el narcotráfico como arma de doble filo que buscaba golpear a Estados Unidos, inundando sus calles con droga, y armar a las FARC para derrocar al Gobierno democrático de Colombia, según documentos de la DEA presentados en la solicitud de extradición del ex jefe de espías chavista Hugo Carvajal.

Integrantes de la cúpula chavistas

La solicitud de 140 páginas muestra una detallada radiografía del denominado “cártel de Los Soles”, confirmando que integrantes de la cúpula chavista, como los ex vicepresidentes Diosdado Cabello y Tareck El Aissami, estuvieron en la conformación de la agrupación desde sus inicios. El documento también muestra cómo el régimen coordinó con la guerrilla los envíos regulares de toneladas de cocaína a través de territorio venezolano como arma de guerra no convencional contra Estados Unidos.

Diosdado Cabello
Diosdado CabelloAP

El ex jefe de espías, Hugo Carvajal, otorgó misiles tierra-aire a las Fuerzas Revolucionarias de Colombia además de sistemas de defensa aérea portátil (Manpads) de origen ruso bajo posesión del régimen venezolano, que durante años inquietó a Washington debido a los vínculos del régimen con la guerrilla colombiana. También entregó ametralladoras y uniformes.

Hugo Carvajal
Hugo CarvajalAP

El cártel en la era Maduro

Por otra parte, para consolidar el apoyo militar a su Gobierno, al llegar a la presidencia, Nicolás Maduro comienza a ceder más y más áreas ejecutivas al estamento militar. Todo el aparato de seguridad del Estado, desde el año 2013 hasta el presente, está en manos de altos oficiales activos. También el jugoso negocio del narco. Con muerte de Chávez, allegados de Cabello como el general en jefe Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa, empiezan a ocupar puestos claves en el engranaje.

Actividades bajo su control

El Cártel de Los Soles, maneja actualmente, bien sea como operador –sobre todo transporte- o por cobrar porcentajes a terceros que las operan –cárteles locales, colombianos y mexicanos-, además de las siguientes actividades ilícitas: Narcotráfico internacional y abastecimiento al tráfico nacional, contrabando de gasolina, minería irregular, explotación de madera, reventa de productos regulados, tráfico de armas y municiones en el sistema carcelario...

Es tal el afán, la desesperación por lucrarse e impunidad permitida, que oficiales de la Guardia Nacional Bolivarianas, convirtieron la represión y el control del orden interno en un nuevo negocio, pidiendo rescate a las familias por los muchachos y estudiantes detenidos en las protestas de calle o manifestaciones ocurridas durante la rebelión de febrero a julio de 2017.

Relación de interdependencia

La cúpula y Los Soles mantienen una relación de interdependencia, se necesitan mutuamente para mantenerse en el poder, para que no caiga la dictadura de Nicolás Maduro y que la minoría de altos oficiales corruptos que conforman el Alto Mando Militar siga amasando fortunas. Ambos saben que si se debilita aún más y cae el régimen, el futuro personal de cada uno de ellos será la cárcel. Ahora sienten “el aliento” de Estados Unidos un poco más cerca de sus cogotes.