¿Por qué Alemania mantiene a raya la mortalidad del coronavirus?

El número de contagiados asciende a 67.366, uno de los más altos de Europa, pero el número de víctimas es de 732

Coronavirus outbreak in Australia
Ciudadanos alemanes repatriados este pasado domingo desde AustraliaRICHARD WAINWRIGHTEFE

Los contagios en Alemania siguen a un ritmo altísimo. Se mantiene como tercer país europeo con más enfermos de coronavirus, por detrás de Italia y España, pero sigue al frente de la contención de las cifras de mortalidad.

Las autoridades han informado este miércoles que se han sumado en las últimas 24 horas 5.453 nuevos contagios y cerca de 150 fallecidos, manteniendo el incremento continuado de los últimos días, que sitúa el total de casos en el país por encima de los 67.000, según los datos publicados por Instituto Robert Koch, la agencia gubernamental responsable del seguimiento de enfermedades infecciosas.

En concreto, ha habido 149 fallecidos en el último día, por lo que el total es de 732, mientras que se han registrado 5.453 nuevos casos, lo que eleva el total a 67.366 y sitúa al país como el quinto a nivel mundial en número de casos, por detrás de Estados Unidos, Italia, España y China, país este último en el que se originó la pandemia.

Baviera se mantiene como el estado más afectado, con 16.497 casos, otros 1.687 más, y con un total de 225 fallecidos, seguido por Renania del Norte Westfalia, con 14.351 contagios, otros 1.126 más en 24 horas, y 134 víctimas mortales. En tercer lugar se sitúa Baden Wurtemberg, que ha sumado otros 1.076 contagios y se sitúa ya con 13.410 casos y 197 muertos.

En Berlín, la capital, el total de contagios se aproxima ya a los 3.000, con 2.754 (174 más) y 16 fallecidos hasta la fecha. En la actualidad, en los 16 estados federados que componen Alemania se han registrado ya víctimas mortales.

Llaman la atención los dos datos, el elevado número de contagios y el reducido de fallecimientos. El porqué, ha insistido el presidente del RKI, Lothar Wieler, en declaraciones al diario “Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung” es la disciplina alemana, un moderno sistema sanitario y la rápida reacción del Gobierno ante la pandemia. No se debe tratar de “leer demasiado estas cifras” y sí comparar países, porque cada uno las computa de forma distinta y se encuentra en un estado distinto de la pandemia, dice Wieler.

A juicio del responsable sanitario, la baja tasa de mortalidad del Covid-19 en Alemania en términos comparativos tiene que ver con el elevado número de test que se realizan en el país, mientras que en otros países las pruebas se están restringiendo a los casos graves (con lo que afecta al alza a la tasa de mortalidad).

Alemania detectó el virus en una fase muy temprana y se apoyó en un diagnóstico precoz basado en una amplia red de laboratorios que activaron las medidas necesarias sin dependenr de un mando centralizado. De hecho, los test estuvieron disponibles desde enero en la atención primaria y se realizaron más de 300.000.

Otra razón está relacionada con el tipo de personas infectadas, argumentó Wieler. En los primeros días la mayoría de los infectados en Alemania no pertenecían a grupos de riesgo, muchos eran jóvenes, y la gran mayoría acabaron sanando.

Baviera es el estado más afectado por el nuevo coronavirus, con 13.989 personas contagiadas, tras sumar 1.108 casos nuevos en las últimas 24 horas, y con un total de 127 personas muertas por Covid-19, la enfermedad generada por el virus. Renania del Norte Westfalia es el segundo “Lander” más afectado, con 12.178 casos, de los cuales 778 corresponden a nuevos contagios, y 101 personas fallecidas. Baden Wurtemberg es el tercer estado alemán con más casos, con 10.943 personas contagiadas, tras sumar 1.149 contagios desde el domingo, y con un total de 119 muertos.

Hesse y Baja Sajonia contabilizan más de 3.000 personas contagiadas, mientras que Renania Palatinado, Hamburgo y Berlín superan la barrera de los 2.000 contagiados. Schleswig-Holstein y Sajonia registran más de un millar de personas contagiadas por la pandemia.