La pandemia “está lejos de terminar” en Asia, advierte la OMS

La Organización advierte a los gobiernos que solo han ganado tiempo respecto a otras zonas y que deben prepararse para una infección en masa

Daily life amid coronavirus pandemic, in the Philippines
Las Pinas, un mercado callejero de Manila, este martesFRANCIS R. MALASIGEFE

La incidencia del coronavirus en la región Asia y Pacífico es muy inferior a la registrada en países como Italia, España o Estados Unidos, pero que nadie se engañe. La pandemia está “lejos de terminar”, y las medidas actuales para frenar la propagación del virus son simplemente una manera de ganar tiempo para los países de la zona, ha advertido este martes Takeshi Kasai, director regional para el Pacífico Occidental de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Estos países deben prepararse para infecciones a gran escala, ha ecalcado el funcionario de la OMS. Incluso con todas las medidas, el riesgo de transmisión en la región no desaparecerá mientras continúe la pandemia en todo el mundo, dijo Kasai. Y los preparativos para afrontar los contagios en masa deben llegar a todos si los gobiernos quieren evitar una catástrofe, insistió en una videoconferencia recogida por Reuters. Kasai advirtió también de que los países que están viendo una disminución gradual de los casos, tampoco deben bajar la guardia porque el virus puede reaparecer.

"Déjame ser claro. La epidemia está lejos de terminar en Asia y el Pacífico. Esta será una batalla a largo plazo y no podemos bajar la guardia ”, declaró Kasai. “Necesitamos que todos los países sigan preparándose para la transmisión comunitaria a gran escala”.

Uno de los casos más preocupantes de esta región es Filipinas, que ha anunciado que incrementará el número de test lo antes posible, después de que este martes el número de muertos -según cifras oficiales- haya alcanzado los 78, con 1.546 infectados, el segundo más alto del sudeste asiático por detrás de

“Con respecto a la alta proporción de muertes en Filipinas, la razón creo que se debe esencialmente a la forma en que las autoridades ha elegido realizar la prueba”, dijo el asesor técnico de la OMS, Matthew Griffith, en una conferencia de prensa, refiriéndose al enfoque de que hasta ahora solo se le han realizado a los casos más graves. “Esperamos que las pruebas aumenten sustancialmente en los próximos días”.

Récord de contagios en Tokio

Respecto a otros países de este área, la escasez de equipos de protección se está haciendo ya notar por ejemplo en India, lo que ha obligado a varios estados a confiscar hospitales privados. Por ejemplo, solo en Rajastán las autoridades gestionarán un total de 84 hospitales y centros sanitarios privados de la ciudad de Jaipur, con lo que se incluirán más de 5.000 camas y sumarían más de 9.000 camas en total. Los médicos, en muchos casos, están usando chubasqueros y cascos de moto para protegerse. Hasta la fecha se han confirmado 1.071 casos en el país, incluidas 29 muertes y cien altas médicas.

En Japón, que parecía tener controlada la pandemia, Tokio registró más de 70 nuevas infecciones este martes, la mayor cifra en un solo día, y aumenta la presión sobre el primer ministro, Shinzo Abe, para que ordene una cuarentena.

Indonesia ha confirmado hoy 114 nuevos casos de contagio -1.528 en total-, con una cifra oficial de fallecidos de 136. El Gobierno ha declarado el estado de la emergencia nacional el martes y ha anuncaido medidas para ayudar a las personas con menores ingresos. Se prohibirán todas las llegadas de extranjeros y su circulación por el país, y se incrementarán los test a los ciudadanos que regresan.

Por su parte, Vietnam comenzará 15 días de distanciamiento social a partir de este miércoles, mientras Myanmar informó de su primera muerte. En Australia se mantiene el descenso sostenido de nuevas infecciones, pero las autoridades instaron a la población a no ser complaciente.