Política

Reformar la Constitución polaca para retrasar dos años las presidenciales

La decisión divide a los ultraconservadores en el poder, mientras la oposición lo rechaza porque supondría alargar el actual mandato del presidente Andrzej Duda

El presidente de Polonia, Andrej Duda, aspiraba a la reelección en las elecciones de mayo/EFE
El presidente de Polonia, Andrej Duda, aspiraba a la reelección en las elecciones de mayo/EFE

El viceprimer ministro de Polonia, Jaroslaw Gowin, ha propuesto este viernes reformar la Constitución para ampliar el mandato del presidente, Andrzej Duda, que permanecería en el poder un total de siete años, y poder así aplazar las presidenciales a causa de la pandemia de coronavirus.

La iniciativa ha salido a la luz tras semanas de tira y afloja entre las principales figuras políticas del país, que han mostrado tanto su apoyo como su rechazo a la idea de posponer los comicios, previstos para el próximo 10 de mayo. Para Gowin, la celebración de los mismos es “inviable” debido a los “datos médicos” existentes, que sitúan los muertos por Covid-19 en cerca de 60 y en más de 3.100 los casos confirmados por el virus, según informaciones del diario local ‘Rzeczpospolita’.

Las palabras del mandatario, que ha abogado por extender el mandato de Duda otros dos años, han tenido lugar después de que el líder del gubernamental partido Ley y Justicia (PiS), Jaroslaw Kaczynski, asegurara que aplazar las presidenciales sería inconstitucional. No obstante, durante un debate en el Parlamento, Gowin ha alertado de que los comicios pondrían en peligro “la salud de los votantes” y ha reiterado la posibilidad de dejar a Duda en el poder hasta que se resuelva la crisis siempre y cuando no se presente a un segundo mandato.

Kaczynski, sin embargo, ha manifestado en declaraciones a la emisora local Jedynka que cualquier aplazamiento vulneraría la Carta Magna a menos que se realice “bajo un estado de emergencia”, una declaración que no ha sido realizada por el momento a pesar de las severas medidas de restricción impuestas por el Gobierno para hacer frente a la pandemia.

La oposición, por su parte, ha aseverado que la situación actual es ya muy similar a la que habría bajo un estado de emergencia y ha insistido en aplazar los comicios. Ahora el debate sobre dicho aplazamiento se encuentra principalmente en el seno del Gobierno. El PiS se ha mostrado determinado a celebrar las presidenciales, en gran medida debido a que su candidato, Duda, es el favorito, según las encuestas.

“Hoy nuestros rivales políticos ven que sus oportunidades de ganar no son altas y esperan que dentro de un año el panorama sea otro”, ha lamentado Kaczynski. El Parlamento polaco tiene previsto debatir un proyecto de ley presentado por la formación gubernamental para introducir el voto mediante correo postal. Tal y como ha defendido el líder del partido, esto permitiría que los comicios salieran adelante sin poner en peligro la salud de los ciudadanos.