Multas, latigazos y jaulas: así se castiga en el mundo romper el confinamiento por coronavirus

India, Sudáfrica o Filipinas se llevan la peor parte de la violencia policial para los infractores

En España vemos a diario que las autoridades tienen que imponer multas a todos aquellos que desoyendo las recomendaciones y saltándose la Ley, violan el confinamiento sin ofrecer razones convincentes. Desde el que pasea gallinas, hasta los que compran a kilómetros de sus casas, teniendo supermercados a la vuelta de la esquina, sólo el martes 31 de marzo se detuvo a 150 personas y hubo más de 18.000 propuestas para sanciones. Desde la entrada en vigor del Estado de Alarma, los datos totales arrojan cifras sorprendentes: 250.000 propuestas de sanción y más de 2.100 detenidos. Afortunadamente estamos en España, porque en otros países las soluciones son más crueles y desmedidas.

En India, el primer ministro, Narendra Modi, aplicó un bloqueo de 21 días a la población y la policía está inflijiendo duros castigos a aquellos ciudadanos que no cumplen el confinamiento. Los vídeos en redes sociales muestran como los oficiales obligan a los infractores a realizar flexiones y sentadillas con las manos en las orejas mientras cantan “somos enemigos de la gente”.

Castigos por violar el confinamiento
Castigos por violar el confinamiento FOTO: La Razón

También es habitual ver castigos físicos con palos sin ningún miramiento y lanzando gases lacrimógenos. El jueves, la cifra de muertos en India fue de 41, con un total de 1,834 casos en el país. La peor parte se la llevan los migrantes que son bañados en masa con desinfectante.

En Australia, tras el decreto de confinamiento, con la excepción de hacer ejercicio, comprar y otros fines esenciales, también se han limitado a dos personas las reuniones y siguen las directrices mundiales para mantener distancia de seguridad de , al menos, 1,5 metros. En las últimas semanas, la policía australiana se movilizó para cerrar playas populares, como Bondi Beach de Sydney y St Kilda Beach de Melbourne. También han apuntado a parques y áreas al aire libre para garantizar que las personas cumplan con las prohibiciones en reuniones de más de dos personas. Los residentes se enfrentan a las penas más severas del país por incumplir las leyes, con multas máximas de hasta 11,000 dólares.

En Filipinas, algunos policías han sido brutales en sus métodos, sometiendo a quienes violan las leyes de confinamiento a castigos humillantes coomo encerrarles en jaulas para perros, apretados y se les ha obligado a sentarse a la luz solar directa durante el mediodía. Un funcionario local en Santa Cruz, al sur de Manila, publicó una foto en las redes sociales de cinco personas, dos de las cuales eran menores de edad, metidas en una jaula para perros por violar el toque de queda del país. El presidente del país, Rodrigo Duterte, ordenó a la policía y al ejército que disparen a los “alborotadores”.

Personas en Filipinas metidas en una jaula para perros por saltarse el confinamiento
Personas en Filipinas metidas en una jaula para perros por saltarse el confinamiento FOTO: Facebook de Eric Panisan (nombre del dueño)

La policía en Sudáfrica está empleando tácticas violentas para hacer cumplir las leyes de bloqueo, incluido el uso de balas de goma y cañones de agua para dispersar a las personas, así como azotar a quienes violan las restricciones. El país ha estado luchando por controlar el cierre, con barrios marginales repletos de personas y una fuerza policial con recursos insuficientes.

Castigos por violar el confinamiento
Castigos por violar el confinamiento FOTO: La Razón

Las historias de violencia han enviado ondas de choque en todo el país, ya que los medios locales informaron que la policía disparó a un hombre en Vosloorus la semana pasada en su balcón. Según News 24, la policía lo había seguido a su casa desde un bar donde había estado bebiendo antes de abrir fuego. Las tácticas sangrientas y brutales utilizadas por la policía también vieron a un motociclista golpeado hasta la muerte en Mombasa. Según un informe post mortem obtenido por AP, el hombre había violado el toque de queda al llevar a una mujer embarazada a un hospital.

La familia se despide de Yasin Hussein Moyo, de 13 años
La familia se despide de Yasin Hussein Moyo, de 13 años FOTO: Brian Inganga AP

Kenia también ha visto una ola de violencia a medida que la policía toma medidas enérgicas contra quienes rompen los toques de queda del coronavirus. La tragedia llegó, según AP, cuando un niño de 13 años, Yasin Hussein Moyo, fue asesinado en el balcón de la casa de su amigo. La policía afirmó que el niño fue alcanzado por una “bala perdida”, pero testigos dijeron a AP que un oficial le había disparado.