El primer ministro irlandés, en primera línea contra el coronavirus

Leo Varadkar reactiva su licencia de médico para realizar un turno semanal en un hospital de Dublín

Irish Prime Minister Leo Varadkar re-registered as physician
El primer ministro irlandés, Leo Varadkar (Izda.), y el titular de Sanidad, Simon Harris, visitan el laboratorio nacional de referencia en Dublín/EFEAIDAN CRAWLEYEFE

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, ha decidido ponerse en primera línea en la lucha contra el Covid-19 en su país. Según informa el diario “The Irish Times”, el jefe de Gobierno, médico de profesión, decidió renovar su licencia para ayudar a combatir la pandemia en medio de la falta de personal en los hospitales.

Antes de entrar en política, Varadkar, de 41 años, hijo de inmigrantes indios y el primer ministro irlandés abieramente gay, trabajó como médico durante siete años. Hasta que en 2013, un año antes de ser nombrado ministro de Sanidad, decidió darse de baja del colegio de médicos.

El “premier” es uno de los 30.000 sanitarios en reserva que ha respondido al llamamiento del Servicio de Salud nacional (HSE) para volver a la actividad en plena emergencia sanitaria. Irlanda contabiliza 4.994 contagiados y 158 muertes a consecuencia del coronavirus, según el balance de la Universidad Johns Hopkins.

El “Taoiseach” (como se conoce al primer ministro irlandés) proviene de una familia muy vinculada a la sanidad, pues su padre era médico y su madre enfermera, mientras que su marido, Matthew Barrett, así como sus dos hermanas y cuñados, trabajan en este sector.

Según informa hoy el diario “The Irish Times”, Varadkar, de 41 años, renovó su licencia profesional el pasado mes de marzo, cuando la epidemia de Covid-19 comenzó a golpear a este país. Según el mencionado diario, Varadkar completará un turno los fines de semana en un hospital de Dublín, donde atenderá la línea telefónica puesta en marcha por las autoridades sanitarias para someter a un primer cuestionario a las personas que presentan síntomas del virus.

El primer ministro en funciones compatibilizará su turno hospitalario con la gestión de la crisis y con las negociaciones con el resto de fuerzas políticas para formar una coalición tras las elecciones del 8 de febrero. Dicha cita electoral se saldó con un inédito triple empate entre el Fine Gael (FF) de Varadkar, el centrista Fianna Fail (FF) y el izquierdista Sinn Fein, antiguo brazo político del ya inactivo IRA.

Varadkar aspira a cerrar una Gran Coalición con sus eternos enemigos del FF y otras formaciones minoritarias con el fin de impedir que el Sinn Fein, que fue el partido más votado, llegue por primera vez al poder.