El coronavirus mata seis veces más a la población negra de EE UU

La mayor incidencia de la diabetes y las dolencias cardiacas en este segmento de población, algunas de las posibles causas. En Nueva York destaca el alto número de hispanos fallecidos

A medida que el nuevo coronavirus se extiende por los Estados Unidos, parece estar cebándose en la población de color, infectando y matando a ciudadanos negros en un porcentaje desproporcionadamente superior al de la población blanca o de otras razas.

Así se pone de manifiesto en un informe publicado este miércoles por el periódico “The Washington Post” elaborado a partir los primeros datos oficiales en todo el país. La abultada diferencia de la incidencia dell Covid-19 en la población afroamericana llevó anoche al director de Sanidad a admitir públicamente que, efectivamente, corre más riesgo, en medio de una presión creciente para que las autoridades sanitarias divulguen los datos sobre la raza de los contagiados, los hospitalizados y los fallecidos por la pandemia, informa el periódico.

En esta semana crítica para el país, donde más de 12.000 personas habrían perdido la vida ya a causa del coronavirus, y un análisis de los datos disponibles y la demografía del censo muestra que los condados que son mayoritariamente negros tienen tres veces la tasa de infecciones y casi seis veces la tasa de muertes que los condados donde los residentes blancos son mayoría.

“The Washington Post” cita como ejemplos el condado de Milwaukee, donde los afroamericanos representan aproximadamente el 70% de los muertos y solo el 26% de la población, o Louisiana, donde también el 70% de las vítimas son negras, aunque representan el 32% de la población del estado.

En Michigan , con 845 muertes reconocidas por el estado superaron a todas, los afroamericanos representan el 33% de los casos y aproximadamente el 40% de las muertes, a pesar de que solo comprenden el 14%. En Chicago los residentes negros han muerto a un ritmo seis veces mayor que el de los residentes blancos. De las 118 muertes registradas en la ciudad, casi el 70% eran negras, una proporción 40 puntos mayor al porcentaje de afroamericanos que viven en Chicago.

También anoche el presidente Trump reconoció públicamente por primera vez la disparidad racial en la reunión del grupo de trabajo de la Casa Blanca, que se encuentra muy dividido respecto a cómo dar respuesta a la enfermedad. “Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para abordar este desafío, y es un desafío tremendo”, dijo Trump. “Es terrible.” Agregó que Anthony S. Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, “lo está siguiendo muy de cerca”. “¿Por qué afecta la pandemia tres o cuatro veces más a la comunidad negra en comparación con otras personas?”, se le preguntó al presidente. Trump contestó que “no tiene sentido, y no me gusta, y vamos a tener estadísticas en los próximos dos o tres días”.

Nueva York: hispanos y negros lideran las listas de víctimas

También llaman la atención los datos de Nueva York conocidos este miércoles, que ponen de manifiesto que el coronavirus está matando desproporcionadamente mucho más a personas negras e hispanas. En la ciudad de Nueva York, los hispanos representan el 34% de las víctimas mortales, pero solo el 29% de la población. Los negros representan el 28% de los fallecidos, pero solo el 22% de la población, informó el Departamento de Salud de la ciudad.

Los neoyorquinos blancos y asiáticos están siendo menos afectados por el momento. En la ciudad, los blancos representan el 32% de la población y el 27% de las personas que han muerto. Los asiáticos representan el 14% de la población de la ciudad, pero representan solo el 7% de las muertes.

El alcalde Bill de Blasio dijo esta mañana que las cifras reflejan las desigualdades económicas y diferencias en el acceso a la atención médica. “Hay claras desigualdades, claras disparidades en cómo esta enfermedad está afectando a la gente de nuestra ciudad”, declaró. “La verdad es que, en muchos sentidos, los efectos negativos del coronavirus, el dolor que está causando, la muerte que está causando, se unen a otras profundas disparidades de atención médica que hemos visto durante años y décadas”.

De Blasio añadió como otra explicación añadida que los miembros de la comunidad hispana de la ciudad pueden haberse visto desalentados de buscar ayuda en la salud pública por la retórica antiinmigrante que ha dominado el discurso nacional en los últimos años. “La imposición de la retórica antiinmigrante en este país, creo, tiene implicaciones reales en la salud de nuestra comunidad”, dijo

El gran problema para abordar esta investigación es eso, no hay estadísticas todavía. Solo menos de una docena de estados y varios condados han aportado públicamente datos detallados sobre la raza de los pacientes con coronavirus, informa el diario.

Las tasas más altas de diabetes, enfermedad cardíaca y enfermedad pulmonar de los afroamericanos están bien documentadas, y el gobernador de Luisiana, el demócrata John Bel Edwards, señaló que esos problemas de salud hacen que las personas sean más vulnerables a la nueva enfermedad respiratoria. Otra consideración aparte serían las desigualdades socioeconómicas que puedan existir. La población de color además, en un mayor porcentaje, realizan trabajos más expuestos. Pero nunca ha habido una pandemia que haya evidenciado las disparidades raciales de manera tan nítida.