La clave de los países que mejor controlan el coronavirus: mujeres en el poder

Al frente de los estados que se ponen como ejemplo en la lucha contra la propagación del Covid-19 hay líderes femeninas

Estos días de pandemia se suele recurrir mucho al uso de la palabra “milagro” para describir la estrategia de un estado para controlar la propagación del coronavirus y las muertes que causa este nuevo patógeno. Pues bien, y ¿si la razón fuera que en estos países es una mujer la que esté al frente?

Lo cierto es que además de la geografía o población de estos Estados, hay algún aliciente más para poder destacar su escaso número de fallecidos por Covid-19, la gestión de sus mandatarias. Tampoco hay rastro de declaraciones ni gestos de estas lideresas infravalorando al virus o criticando a quien lleva mascarillas o ya no da la mano o abrazos...

Nueva Zelanda

La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, ha implantando un exitoso método para contener el Covid-19. Es muy estricto, pero desde que se desatara el brote de coronavirus, en Nueva Zelanda solo lamentan nueve muertes. En total 1.366 se han contagiado.

Su estrategia se basa no en “aplanar” la curva, sino en directamente eliminarla. Así, Ardern tomó medidas como cerrar fronteras y confinar a toda la población durante un mes en cuanto el virus que comenzó en Wuhan, comenzó a propagarse. Su primer muerto por Covid-19 se registró el 28 de marzo, su curva estuvo aplanada hasta entonces.

Nueva Zelanda es una isla que no llega a los 5 millones de habitantes, en la que ya se han realizado 64.399 pruebas de coronavirus. Con todo, sus “expertos” todavía no cantan victoria.

Taiwán

Esta isla, denominada República de China, con una relación tan especial como polémica con el gigante asiático, también está gobernada por una mujer. La presidenta Tsai Ing-wen salió reelegida en enero por una amplia victoria a pesar de las “fake news” lanzadas desde China. En las últimas 24 horas, en Taiwán no se ha registrado ningún nuevo caso de Covid-19. En total 393 personas han dado positivo, mientras que otras seis han fallecido por coronavirus.

Con 23 millones de habitantes, los taiwaneses son en número de habitantes, uno de los porcentajes más bajos del mundo en tasa de mortalidad por millón de habitante.

Taiwán no forma parte de la OMS, pero estar solos ante una epidemia de SARS (en la que murieron 73 personas) les ha valido para reaccionar rápidamente ante el nuevo brote de coronavirus.

Dinamarca

Las guarderías y colegios de primaria reabrieron ayer en Dinamarca. En este país de 5,3 millones de habitantes gobierna Mette Frederiksen. La primera ministra reconoció que había decidido comenzar a reabrir el país con el respaldo de las autoridades sanitarias. “La vida cotidiana no va a volver como antes por el momento. Viviremos con muchas restricciones durante muchos meses más”, advirtió la líder socialdemócrata, que no descartó volver a imponer cierres si los contagios aumentan de nuevo. Asimismo, el control fronterizo estará vigente hasta el 12 de noviembre.

En Dinamarca se han registrado 6.681 casos y han fallecido por coronavirus 299 personas.

Finlandia

El Gobierno de Finlandia anunció hoy que va a levantar las restricciones de viaje desde y hacia la región de Uusimaa, la más poblada del país y donde se encuentra Helsinki, que impuso hace tres semanas para frenar la propagación del coronavirus. La mayoría de las muertes por coronavirus se produjeron en esta región. En total, en Finlandia hay 3.237 infecciones y se han registrado 64 fallecidos.

Según informa EFE, entre las medidas que se mantienen en vigor en Finlandia figura el cierre de escuelas, así como la prohibición de reuniones de más de diez personas hasta el 31 de mayo. Restaurantes, cafeterías y pubs también permanecerán cerrados hasta esa fecha, pero pueden servir comidas para llevar.

¿Y quién gobierna en Finlandia? Sanna Marin, de 34 años, la primera ministra más joven del planeta. Hoy ha recordado que aún no se ha producido el pico de la epidemia y, junto a otros ministros, ha subrayado que los ciudadanos deben evitar los viajes no esenciales.

Noruega

La conservadora Erna Solberg también ha reabierto guarderías, colegios y pequeños comercios. “Los nuevos análisis dan motivos para un optimismo prudente. Vemos que la curva se ha achatado y que las medidas para frenar el contagio funcionan. Pero es un momento concreto. No podemos bajar los brazos, debemos seguir con la misma estrategia”, advirtió Solberg. Noruega, con 5,4 millones de habitantes, registra 6.686 casos y 142 muertos.

Al igual que Marin, Solberg no ha dudado en responder las preguntas de los niños del país respecto al coronavirus. La política conservadora lleva al frente del país desde 2013.

Alemania

Con 128.474 infectados confirmados en Alemania, país liderado por la canciller Angela Merkel, solo se han registrado 3.218 muertes. Si bien es cierto que la contabilización de los fallecidos es diferente, también lo es que en la mayoría de regiones alemanas no ha hecho falta un cierre y un distanciamiento social tan restrictivo como en otros países. Su técnica ha sido realizar cientos de miles de test a la población a través de automóviles, es decir, que no se saturan los hospitales.

La canciller conservadora lleva al frente del país de 83 millones de habitantes desde 2005. Hoy Merkel se muestra favorable a ampliar el confinamiento en Alemania hasta al menos el 3 de mayo, si bien algunas restricciones podrían ser aliviadas para permitir que pequeños negocios y espacios públicos puedan reabrir. Restaurantes, bares y pubs, por contra, permanecerán cerrados, igual que seguirán prohibidos los actos religiosos de todo tipo. En el caso de los hoteles, seguirán estando disponibles para uso esencial, no por turistas.

Islandia

Pero sin duda el récord de pruebas de coronavirus se ha realizado en Islandia. El Gobierno islandés ofrece test, gratuitos, a todo el que quiera, no solo a sospechosos, enfermos o grupos de riesgo. De ahí los resultados y que ni siquiera haya hecho falta confinarse.

Al frente del país desde 2017 está Katrin Jakobsdottir. Gracias a la gestión de la primera ministra, en Islandia solo hay 1.720 positivos y solamente ocho fallecidos. La población islandesa no supera los 370.000 habitantes, sin embargo con una población inferior, La Rioja lamenta muchas más muertes (246).