Los carteles mexicanos de la droga, los nuevos “Robin Hood” frente al Covid-19

La hija del Chapo Guzmán y varios de los clanes se afanan en “lavar” su imagen repartiendo comida y productos higiénicos entre los más golpeados por el coronavirus

Thumbnail

Alejandrina Guzmán, una hija del famoso narcotraficante Joaquín “el Chapo” Guzmán, y varios carteles mexicanos han empezado a repartir paquetes de ayuda para a cientos de mexicanos con pocos recursos o aislados para sobrellevar la pandemia de coronavirus.

En fotografías y vídeos difundidos en Facebook, se puede ver a la hija de Guzmán, Alejandrina, metiendo papel higiénico y comida en una caja de cartón con modernos logotipos y una imagen del retrato de su padre, el exjefe del cartel de Sinaloa que ahora cumple condena en una prisión de máxima seguridad de Estados Unidos.

Alimentos que incluyen aceite, azúcar, arroz y otros artículos como pasta y fríjoles -que el narrador de la grabación define como “provisiones del Chapo”-, se distribuyeron en la segunda ciudad más grande de México, Guadalajara, en el estado occidental de Jalisco. El logotipo de Alejandrina estaba vinculado a su empresa, que comercializa de manera completamente legal ropa y alcohol asociados con la imagen de su padre bajo la marca “El Chapo 701”.

Solo ayer al menos 480 cajas con alimentos y artículos de higiene fueron repartidas por los trabajadores de “Chapo 701”, la empresa con la que Alejandrina Guzmán busca ensalzar la historia y la figura de su padre." La intención es dar un poco de ayuda a los menos favorecidos en un momento difícil para la sociedad mexicana", explicó a Efe Julio Campos, presidente de la empresa.

“Una buena acción”

“Es algo que como seres humanos debemos de aportar, si algo nos duele como sociedad es la descomposición social, y ésta es una acción que nos debe generar la incertidumbre de que en algún lado sí hay quien quiera apoyar y quien quiera ayudar”, señaló.

El directivo explicó que la entrega de estas ayudas es para “decirle a la gente que no nos voltee a ver con esa temática con el crimen organizado, a la figura de don Joaquín como narcotraficante”. Las cajas están dirigidas especialmente a personas de más de 60 años que no pueden valerse por sí mismas o que deben salir a trabajar para poder comer, detalló.

“Son 13 productos de la canasta básica, con una duración aproximada de una semana, va dirigido hacia el público de la tercera edad concretamente, hemos pedido en redes sociales que (la gente) nos refieran con ese público, no queremos equivocarnos y que llegue la ayuda donde no debe de llegar”, dijo Campos.

Explicó que los fondos para ofrecer esta ayuda provienen de la fundación creada por la hija de “el Chapo” Guzmán y de un porcentaje de las beneficios que ha generado la empresa por comercializar ropa, accesorios, artículos de piel y bebidas alcohólicas. “No estamos haciendo una mala acción ni mal uso de los recursos, al contrario, somos muy transparentes”, detalló.

Entregan en México despensas con la imagen del "Chapo" Guzmán
Personal de la marca Chapo 701 entregó ayer casi 500 cajas de alimentos, un ejemplo que están siguiendo varios carteles de la drogaFrancisco GuascoEFE

La marca “Chapo 701” recibe su nombre de una lista que publicó “Forbes” en 2009 que clasificó al narcotraficante como la 701 persona más rica del mundo. La revista estimó entonces su patrimonio neto en mil millones de dólares.

Campaña de imagen

Sin embargo, Alejandrina no es la única. Varios miembros activos de los carteles también han difundido imágenes y vídeos en las redes sociales que muestran a sus hombres brindando ayuda a la población local. Famosos por su brutalidad, incluidas las decapitaciones y la disolución de víctimas en tanques de ácido sulfúrico, los carteles también parecen tratar de conquistar a las comunidades empobrecidas donde operan.

La economía de México ha sido golpeada por el brote de coronavirus y muchos ciudadanos están luchando para llegar a fin de mes mientras el país se dirige a una profunda recesión, según todas las previsiones. Varios de los clanes de la droga han regalado cajas de alimentos en los últimos días, a menudo asegurando que sus pistoleros sean fotografiados con los beneficiarios de la ayuda. En otros vídeos compartidos en las redes sociales, se puede ver a docenas de personas peleando por paquetes identificados con el logotipo del cartel de Jalisco New Generation (CJNG). Un logotipo impreso en las cajas dice: “De sus amigos, CJNG, soporte de contingencia COVID-19”. Se puede ver a hombres encapuchados con uniforme militar arrojando las cajas a una multitud de residentes.

En el estado oriental de Tamaulipas, el Cartel del Golfo también distribuyó paquetes de ayuda, según las redes sociales y el sitio web Mxpolitico. La agencia Reuters no ha podido verificar la autenticidad de todos los videos, aunque los expecialistas dicen que parecen auténticos. Los paquetes del cartel del Golfo contenían arroz, frijoles, aceite y comida enlatada, y estaban estampados con el nombre del grupo y un mensaje que decía: “en apoyo de la ciudad de Victoria”. Los paquetes también llevaban impreso el “Señor 46, Vaquero”, una aparente referencia al jefe local del cartel.

En opinión de Falko Ernst, analista del grupo de expertos International Crisis Group, centrado en la resolución de conflictos, la propaganda de los carteles a menudo tiene como objetivo distanciarse de los estragos causados ​​por sus pistoleros. “Están tratando de aprovechar la ausencia del Estado para su propio bien y de arraigarse más profundamente en las comunidades locales”, dijo.