Los pacientes curados que vuelven a dar positivo son menos infecciosos

Corea del Sur confirma que los enfermos que vuelven a contraer el virus pierden capacidad de contagio

Las pruebas masivas con test rápidos ha sido una de las claves del éxito de Corea del Sur para controlar la expansión del virusLee Jin-manAP

Los pacientes que vuelven a dar positivo en Covid-19 parece que son menos contagiosos que cuando se infectaron por primera vez, según han confirmado las autoridades sanitarias surcoreanas.

En un contexto en el que Corea del Sur apenas registra nuevos contagios, el Centro Coreano de Control y Prevención de Enfermedades (KCDC, en sus siglas en inglés) está invesigando el número de pacientes que vuelven a dar positivo después de recuperarse de coronavirus.

Hasta la fecha se han confirmado más de 180 casos de reinfectados, pero no se ha detectado que estos pacientes hayan contagiado a nadie más.

Corea del Sur realiza pruebas de PCR a todos los casos sospechosos. La investigación en las personas que han vuelto a contagiarse después de supuestamente superar la enfermedad, permite al KCDC conocer mejor el nuevo patógeno y evaluar la capacidad de infección a terceras personas.

En la actualidad se están estudiando a 39 re-infectados de Covid-19 pero en 6 casos que se han terminado de analizar no se ha detectado que estos enfermos sean vectores de contagio.

“Esto quiere decir que la segunda oleada de casos es menos infecciosa”, asegura Jeong Eun-kyeong, director de KCDC en una rueda de prensa.

El KCDC está examinando por qué algunos pacientes que supuestamente se han recuperado del Covid-19 vuelven a infectarse. Las tres hipótesis que se estudian son: un nuevo contagio, una recaída de la enfermedad o un fallo en los sistemas de test.

Para Jeong el escenario más plausible es que el virus se “reactive” y descarta una nueva infección.

El KCDC confirmó el miércoles 11 nuevos casos en todo el país. El total de infectados suma 10.694 y la cifra de muertos está en los 238.

En los últimos cinco días la cifra de infectados no supera la decena diaria.

Tras convertirse en el segundo país en número de casos después del estallido del Covid-19 en China, Corea del Sur ha logrado mantener la expansión de virus bajo control gracias a un sistema de test masivos y rastreo de los contagiados. El país se ha convertido en una referencia mundial en el combate contra la enfermedad.