Putin condecora a Kim Jong Un con una medalla de la Segunda Guerra Mundial

El dictador norcoreano no acude a la ceremonia de entrega, celebrada en Pyongyang

El presidente ruso, Vladímir Putin (d), y el líder norcoreano, Kim Jong-un en una imagen el año pasado
El presidente ruso, Vladímir Putin (d), y el líder norcoreano, Kim Jong-un en una imagen el año pasado

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha galardonado al dictador norcoreano, Kim Jong Un, con una medalla conmemorativa que marca el 75º aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi. Según informa la embajada rusa en Pyongyang, se ha hecho entrega de esta condecoración al líder norcoreano por su papel en la preservación de la memoria de los soldados soviéticos que murieron en territorio norcoreano.

El embajador de Rusia en Corea del Norte, Alexander Matsegora, ha entregado hoy la condecoración al ministro de Exteriores norcoreano, Ri Son-gwon, en una ceremonia celebrada en Pyongyang. Kim Jong Un, que tantas especulaciones y rumores ha levantado estos días por su estado de salud, no acudió a recibir semejante galardón.

Asimismo, las autoridades presentes en el acto portaron mascarillas, a pesar de que supuestamente en Corea del Norte no hay coronavirus. Desde que comenzara la pandemia en Wuhan, China, desde Corea del Norte no se ha reportado ningún caso de infecciones por Covid-19, a pesar de que los países con los que hace frontera han sido bastante afectados por el nuevo virus.

El embajador ruso en Corea del Norte, Alexander Matsegora, y el ministro de Exteriores Ri Son Gwon en la ceremonia de entrega, con mascarillas a pesar del inexistente coronavirus
El embajador ruso en Corea del Norte, Alexander Matsegora, y el ministro de Exteriores Ri Son Gwon en la ceremonia de entrega, con mascarillas a pesar del inexistente coronavirusAP

El año pasado, Rusia invitó oficialmente a Kim Jong Un a Moscú el 9 de mayo para que atendiera al desfile militar organizado para conmemorar el 75º aniversario de la victoria. Putin anunció el mes pasado la decisión de posponer indefinidamente el desfile debido a la pandemia de coronavirus.

En 2015, el líder norcoreano rechazó una invitación similar al 70º aniversario. Su excusa entonces fueron los asuntos domésticos.