¿Dónde y cuándo es obligatoria la mascarilla en Asia?

Países como Singapur y China decretaron imperativo su uso, en otros como Japón o Corea del Sur los ciudadanos la llevan en espacios públicos como un sigo de “responsabilidad y solidaridad” social

Antes del brote del coronavirus, en varios países asiáticos el uso de la mascarilla como medida higiénica estaba extendido y era algo muy frecuente en épocas de mayor incidencia de la gripe. En lugares como Japón y en las grandes ciudades chinas también se utilizan a menudo para protegerse de la contaminación de los coches y forma parte de su cultura, así que el covid-19 no ha cambiado excesivamente su día a día en este aspecto.

Desde que la epidemia del SARS estallara en 2003 en esta zona del mundo, algunos lugares adoptaron la mascarilla como un elemento habitual, como es el caso de Hong Kong, donde murieron varias personas a causa de este virus. Keiji Fukuda, director y profesor clínico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Hong Kong, ha explicado que los hongkoneses perciben el uso de esta producto como una señal “de que el individuo está tratando de proteger tanto a la sociedad en general como a sí mismo”.

Desde el estallido del brote del covid-19, los países asiáticos asumieron rápidamente la necesidad de llevar mascarilla. Quienes no la utilizan en lugares públicos pueden ser considerados como personas irresponsables e insolidarias. En Europa, al contrario, quienes la usaban durante los primeros días de marzo, cuando se decretaron los estados de alarma en muchos países de la región, la máscara era más un símbolo de enfermedad que estigmatizaba a quien la usaba.

Pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguraba en marzo que “sólo necesitan llevar mascarilla quienes atienden a alguien en quien se sospeche la infección por el coronavirus y quien tiene tos o estornuda”, varios países asiáticos decretaron la obligatoriedad de llevarla en todos los espacios públicos. Pero no existe un consenso internacional. Hay quienes creen que podrían ser incluso contraproducentes. “Las máscaras pueden dar a las personas una falsa sensación de seguridad”, sostiene Simon Clarke, profesor asociado de microbiología celular en la Universidad de Reading.

Singapur

El uso de mascarillas en las vías públicas es obligatorio desde el 14 de abril. También se debe llevarla en taxis, transportes públicos y en coches de alquiler. El Gobierno solo permite quitársela cuando se practica deporte al aire libre pero recuerda que debe colocarse inmediatamente después de haber terminado el ejercicio. Los únicos que no deben utilizarla son los menores de dos años, por razones de seguridad. Quienes no cumplan con este mandato podrán ser multados con hasta 300 dólares la primera vez. Los reincidentes pueden incluso enfrentar demandas judiciales.

Malasia

La utilización de mascarillas no es obligatorio en las vías públicas, pero las autoridades recomiendan su uso en zonas abiertas o espacios donde hay mucha gente. Sí que son obligatorias en los transportes públicos y comercios. También es obligatorio mantener una distancia social de al menos un metro. En este país se apela a la responsabilidad colectiva para evitar la propagación de la pandemia y se anima a extremar las medidas de higiene.

Japón

No es obligatorio el uso de mascarillas en la calle, pero sí recomendable, y la mayoría de la población la utiliza en sus desplazamientos en lugares públicos. De hecho, el Gobierno anunció a principios de abril el reparto de dos mascarillas sanitarias gratis para todos los hogares nipones. Semanas después, esta iniciativa recibió numerosas críticas por parte de la ciudadanía, entre otras cosas porque están hechas de tela y no cubren completamente la nariz ni la parte inferior del rostro, pese a que se pueden reutilizar y lavar. Se denunciaron casos de unidades insectos muertos, cabellos, moho y otros residuos, por lo que el Gobierno revisó el contrato con las empresas suministradoras.

China

Fue el primer país en decretar la obligatoriedad de usar mascarilla en espacios públicos. En Pekín y Shangai era obligatorio desde el mes de enero, pero esta semana las autoridades han retirado esta medida en la capital china y ya puede salir a la calle sin usarla, una decisión que se ha tomado después de reducir al mínimo el número de contagios. En Hong Kong, según un estudio, entre el 74,5% y el 97,5% de la población adulta llevaba mascarilla fuera de casa en enero y febrero. El director general del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), George Gao, aseguró a primeros de abril, cuando el uso de la mascarilla era algo minoritario en EE UU y Europa, que “negarse a adoptar como hábito el uso de mascarillas como hacen en Asia es el “gran error” que tanto Estados Unidos como Europa están cometiendo”.

Corea del Sur

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades Contagiosas de Corea (KCDC) ha recomendado el uso de mascarillas desde el inicio de esta crisis sanitaria, no solo en las vías públicas sino también dentro de las casas particulares. El gobierno de este país, de hecho, tuvo que intervenir en el sector (anunció que compraría el 50% de las mascarillas KF-94 a 130 fabricantes local) para asegurar que todos los ciudadanos pudieran comprar en las farmacias dos unidades a la semana a un precio de 1 euro aproximadamente.

Tailandia

Desde esta semana se han abierto los centros comerciales en Tailandia, donde es obligatorio la utilización de mascarillas en el interior. Aunque no existe una obligatoriedad por parte del Gobierno de usarlas en la calle, la gran mayoría de los ciudadanos las llevan en sus desplazamientos. La gran demanda que se registró en marzo hizo que el gobierno interviniera este sector