Coronavirus

¿Se ha saltado el confinamiento el primer ministro de Irlanda?

Las fotos del “premier” Leo Varadkar tomando el sol junto a su marido han generado una auténtica polémica en la isla

Leo Varadkar durante la conferencia de prensa / Reuters
Leo Varadkar durante la conferencia de prensa / Reuters

Unas fotos del primer ministro en funciones de Irlanda, Leo Varadkar, tomando el sol con su marido y dos personas más en un parque de Dublín están generando polémica, pues se cuestiona si el político democristiano ha incumplido las medidas de confinamiento impuestas por el coronavirus.

Varios medios ha publicado en las últimas horas unas imágenes aparecidas primero en redes sociales, en las que se ve a Varadkar sin camiseta, charlando y bebiendo con su esposo, Matthew Barrett, y dos amigos en el Phoenix Park el pasado domingo.

Leo Varadkar, en el centro, con gafas de sol con su pareja y amigos en el Parque Phoenix, Dublín FOTO: Twitter La Razón

Según recuerda el diario “The Irish Independent”, la semana pasada, su secretaria general de Asistencia, Liz Canavan, urgió a la población a que no realizara pícnics ni en parajes naturales ni en playas.

Si se está visitando algo público traten de no quedarse demasiado tiempo en el lugar o hacer pícnics. Por favor, hagan deporte y después vuelvan a casa”, remachó.

Cinco kilómetros

Irlanda se encuentra desde el 18 de mayo en la primera fase de la desescalada, lo que permite a la ciudadanía hacer ejercicio dentro de un radio de 5 kilómetros, visitar a amigos y familiares dentro de ese límite, y en grupos de cuatro personas como máximo.

La residencia habitual de Varadkar está fuera de esos límites, pero un portavoz oficial ha explicado que el “taoiseach” (primer ministro) vive actualmente en unas instancias de Farmleigh House, el palacete donde el Gobierno aloja a dignatarios y celebra actos especiales.

Este complejo oficial está dentro del Phoenix Park y, según el citado portavoz, Varadkar lleva “varias semanas” alojado en él para tener acceso a “una oficia segura y mantener videoconferencias”, de manera que también pueda “trabajar desde casa”.

La fuente recordó que, como ya hicieron anteriores primeros ministros, el dirigente conservador paga, además, una tarifa diaria para hacer uso de Farmleigh House.

Esta cuestión, no obstante, también se ha convertido en foco de polémica, pues el diario “Irish Independent”, asegura hoy que Varadkar y su esposo, los dos médicos de profesión, solo pagan 50 euros por noche.

El primer ministro había mejorado su popularidad gracias a haberse puesto en la primera línea de la lucha contra la covid-19. A comienzos de la crisis sanitaria, Leo Varadkar decidió renovar su licencia de médico para ayudar a combatir la pandemia. Faltaba personal médico en los hospitales irlandeses y él mismo decidió contribuir.