¿Cuál es la conexión entre Madeleine e Igna?

La Fiscalía alemana investiga si el sospechoso de la muerte de “Maddie” McCann es también el responsable de dos sonados casos de desaparición de menores

La pequeña Inga Gehricke, desapareció a los 5 años, el de 2 de mayo de 2015
La pequeña Inga Gehricke, desapareció a los 5 años, el de 2 de mayo de 2015AP

Inga Gehricke tenía tan solo cinco años cuando se perdió sin dejar rastro el 2 de mayo de 2015 en el pueblo de Stendal, en el estado de Sajonia-Anhalt. Hasta el momento todos los intentos de búsqueda por parte de su familia y de la Policía fueron en vano. Sin embargo, la investigación ha dado un giro a raíz de los datos aportados por testigos en el caso de la pequeña Madeleine McCann, que desapareció en Portugal el 3 de mayo de 2007. El principal sospechoso de su secuestro y asesinato según la fiscalía alemana sería Christian Brueckner, de 43 años y natural de Alemania, que ahora también es sospechoso en el caso de la pequeña Inga.

Brueckner tenía un solar en la localidad de Neuwegersleben, a unos 80 kilómetros de donde desapareció Inga y la Policía encontró en un registro en 2016 junto a huesos de animales, pornografía infantil en dicho lugar. Se ha podido saber que el día de la desaparición de Inga, el sospechoso se encontraba en la localidad y que tuvo un accidente de coche muy cerca del lugar de la desaparición al día siguiente.

Al parecer según recoge la Prensa alemana, no tendría coartada. Los investigadores le seguían muy de cerca los pasos porque era un viejo conocido con un largo expediente judicial, sin embargo las pruebas al parecer no habrían sido suficientes para su detención y procesamiento. La familia de Inga criticó a través de su abogado en el diario «Volksstimme» que el caso se cerrase tan solo cuatro semanas después de su apertura.

René Hasee también tenía solo seis años cuando se perdió su pista en Portugal en 1996 en una playa del Algarve. Desde 1995 habría vivido en esa zona el presunto asesino de «Maddie», condenado por violación, abusos sexuales a menores y otros delitos en una casa en dicha región. Cuando la familia del pueblo de Elsdorf, cerca de Colonia, se encontraba en la playa y los padres perdieron de vista un momento a su hijo, éste desapareció hasta hoy. Ahora la fiscalía investiga si Christian Brueckner también está detrás.

La Policía ha pedido a la población que aporte los datos que crean puedan ser de interés para la investigación. Uno de los hilos que tratan de seguir es el de la ex novia de Brueckner, que al parecer habría sido una menor de nacionalidad kosovar a la que según el compañero de piso de Brueckner, éste habría maltratado. Las autoridades están tratando de dar con ella para interrogarla. Según la prensa local, habría llegado a viajar con ella a Portugal y a España.

Brueckner está internado en una prisión de Kiel por traficar con drogas, una pena de la que ha cumplido ya tres cuartas partes de su condena, por lo que se especuló que podría concedérsele pronto la libertad condicional. Las autoridades descartan por el momento dicha posibilidad por las investigaciones y acusaciones que en este momento se han abierto en su contra.

Además, hay una condena contra él de siete años por violación a una señora estadounidense de 72 años. El miércoles, tras un programa alemán de televisión similar al «Quién sabe dónde» varias personas del público pudieron aportar datos relacionados con el caso de «Maddie» que han llevado a los investigadores a su conclusión de que Christian Brueckner es sospechoso de haber secuestrado y matado a la menor británica en Portugal mientras se encontraba con su familia de vacaciones.

Rastreo de su teléfono móvil

Una de las pruebas con las que cuentan los investigadores es que Brueckner se encontraba cerca del lugar de los hechos gracias a los datos de rastreo de su número de teléfono móvil. Los investigadores creen que el hombre habría abusado de más mujeres o niñas y es por eso que ahora han hecho públicas las informaciones aunque no se haya concluido la investigación, por si las afectadas se atreven a hablar ahora que saben que está en prisión, según contaba un periodista del Tagesschau, el informativo de la televisión pública.

Madeleine McCann y el sospechoso de su desaparición, Christian Brueckner
Madeleine McCann y el sospechoso de su desaparición, Christian BruecknerBildLa Razón/Diario Bild

Todos los indicios apuntan a que Christian Brueckner, reincidente y con condenas desde su juventud (la primera por abuso sexual a una menor con tan solo 17 años de edad), podría estar detrás de estos tres casos de desapariciones y posibles asesinatos.

No obstante, los investigadores han señalado que aún necesitan reunir las pruebas que lo inculpen de forma inequívoca. Además, es posible que hubiese cómplices creen los investigadores, que transportasen a los niños secuestrados porque faltan pruebas de ADN.

Con una de estas pruebas se le pudo acusar de violación el pasado diciembre en el caso de una ciudadana americana a la que Brueckner habría violado en su domicilio hace una década en el Algarve. Se supo que había sido él porque otros ladrones entraron a robar en la casa de Brueckner y encontraron un vídeo de la violación.