“Empieza la venezolanización definitiva de Argentina”

Lluvia de críticas al Gobierno peronista de Alberto Fernández tras anunciar que expropiará una empresa de alimentación “para lograr una soberanía alimenticia”

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, ha anunciado que el Gobierno intervendrá el Grupo Vicentín, la cuarta exportadora agrícola más grande del país, después de que en diciembre se declarara en suspensión de pagos, y se enviará al Congreso una ley para poder expropiarla, informa Europa Press. La exportadora de granos, harinas y aceites se encuentra en concurso de acreedores, con una deuda de 100.000 millones de pesos (más 1.200 millones de euros), por lo que el Gobierno, ha dicho Fernández, se ha decidido a rescatarla, ya que “el Estado es su principal acreedor a través de la nación”.

El anuncio de que un gobierno peronista volverá a expropiar una empresa privada ha sublevado a los críticos contra el Ejecutivo: “Empieza la venezolanización definitiva de Argentina” y “Somos Argenzuela” son algunos de los comentarios críticos lanzados desde las redes sociales, donde muchos argentinos recordaban los efectos negativos que para el país tuvo en el pasado la nacionalización de grandes compañías. Otro argentino decía al respecto: “Alberto va a anunciar la expropiación/estatización de Vicentin. Comunismo en su máxima expresión. Esta va a ser una de las nuevas cajas de la Cámpora. Señores arrancó la chavización, bienvenidos a Venezuela”.

“Hemos dispuesto una serie de medidas que tienen como misión rescatar a esa empresa. El propósito no sólo es que continúe, sino que sus trabajadores tengan la tranquilidad de continuar en sus trabajos”, ha explicado Fernández durante una rueda de prensa en la que ha estado respaldado por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y la senadora Anabel Fernández Sagasti.

A su vez, Fernández ha señalado que el objetivo también es que los cerca de 2.600 pequeños productores que vendían a la empresa lo puedan seguir haciendo y así, “Argentina pueda mantener en pie a un operador de esta magnitud”. “Se trata de un sector de la economía que tiene particular relevancia, como es el mercado de granos y cereales”, ha remarcado.

Fernández ha defendido que esta decisión es fundamental para lograr una soberanía alimenticia en Argentina y estratégica para la economía nacional, pensando en la situación que vivirá el país después de la pandemia de la COVID-19. “Todos los activos del Grupo Vicentín formarán parte de un fondo fiduciario gestionado por YPF Agro”, la sucursal de Yacimientos Petrolíferos Fiscales dedicada a la industria agrícola, ha dicho.

El presidente argentino ha designado a Gabriel Delgado, quien se desempeñó como secretario de Agricultura Ganadería y Pesca durante los últimos dos años del Gobierno de Cristina Fernández, como interventor del Grupo Vicentín. El objetivo del Gobierno, tal y como ha señalado Fernández, es que “el Estado se haga cargo” de la empresa, es por ello que ha anunciado el envió de una ley de expropiación al Congreso.