Detenido el testaferro de Maduro, Alex Saab, en Cabo Verde

El arrestado fue un hombre clave en el acuerdo entre Venezuela e Irán para importar combustible desde Teherán

Nicolás MaduroFoto: XXSTRINGERXX xxxxxReuters

El empresario colombiano Alex Nain Saab Moran, señalado por la justicia de Estados Unidos de ser uno de los testaferros del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha sido detenido en el archipiélago africano de Cabo Verde, según fuentes conocedoras de la operación al diario ‘El Tiempo’, un arresto posteriormente confirmado por la abogada de Saab, María Domínguez, quien declinó hacer más declaraciones a la agencia Reuters. De momento se desconoce cuál ha sido el motivo del arresto, pero se sabe que las autoridades de este país africano detuvieron a Saab por orden de Estados Unidos.

Según Europa Press, la detención, cuya fecha exacta no se ha concretado, ocurrió después de que su avión, de carácter privado pero con identificación venezolana, fuera aprehendido nada más aterrizar para repostar combustible mientras cubría una ruta de Rusia a Irán, según la información que baraja El Tiempo, corroborada según el medio por el entorno del empresario.

El detenido es un agente financiero colombiano al que Estados Unidos acusa de ser uno de los hombres más poderosos de Maduro. El pasado mes de mayo se dio a conocer que Saab había sido designado por el presidente venezolano para impulsar un acuerdo de intercambio de oro por aditivos de combustible con Irán.

Alex SaabFoto: La RazónLa Razón

Algunos medios consideran que la detención del empresario colombiano “es un golpe moral, político y económico para la tiranía en Venezuela que se ha mantenido en el poder gracias a la ayuda de países como Rusia, Irán y Turquía”. A medida que la administración de Donald Trump busca recuperar el impulso en su vacilante campaña para derrocar a Maduro e instalar al líder opositor Juan Guaidó, cada vez más persigue a altos funcionarios y empresarios relacionados con el líder venezolano. Hace unos meses la Justicia de EEUU lanzó una acusación contra el propio Maduro.

La primera en apuntar a Alex Saab fue la huida fiscal venezolana Luisa Ortega, quien entregó pistas de los negocios y operaciones de lavado de activos. En Colombia, según la prensa local, le acaban de ser incautados 8 bienes, por 35.000 millones de pesos, vinculados a una vieja operación de importaciones ficticias.

Saab ayudó a negociar el acuerdo de Irán con el ministro de Petróleo venezolano, Tareck El Aissami, según informaron en su momento a Bloomberg fuentes próximas a otros encargos previos del empresario, como el refuerzo de la relación de Venezuela con Turquía, a través del envío de 900 millones de dólares en oro en 2018.

En aquella época, las autoridades estadounidenses temieron que parte del oro acabara llegando a Irán, incumpliendo así el régimen de sanciones. Hace apenas tres días la Fiscalía colombiana confiscó a Saab bienes por valor de 10 millones de dólares, tras acusarle de realizar exportaciones e importaciones ficticias a través de varias compañías, entre ellas la textilera Shatex, para lavar millones de dólares en activos.

La conexión con Cilia Flores

Supuestamente, algunos de los contratos de Saab se obtuvieron mediante el pago de sobornos a Yoswal, Yosser y Walter Flores, los hijos de la primera dama Cilia Flores de una relación anterior, según el Departamento del Tesoro de EEUU. Los tres hombres, comúnmente conocidos como Los Chamos, también están siendo investigados por fiscales en Miami por formar parte de un plan para desviar 1,2 mil millones de dólares de la compañía petrolera estatal de Venezuela, según AP.

En el pasado, Saab había usado una sociedad mercantil en Hong Kong para exportar alimentos a Venezuela. Entonces, ya había negociado más de 200 millones de dólares con el Gobierno para proveer de los productos que reparte el Estado a los receptores del programa Comités Locales de Abastecimiento y Planificación (CLAP), que comenzó a operar en 2016.