Un brote masivo de Covid-19 deja más de 650 contagios en un matadero de Alemania

La empresa Tönnies GmbH indica que el brote afecta a todo tipo de empleados que, según un diario local, provienen en su mayoría de Europa del este

Thumbnail

Al menos 657 trabajadores de una empresa cárnica alemana dieron positivo en coronavirus, según informaron ayer las autoridades del país que decretaron el cese inmediato del matadero así como el cierre de las escuelas locales y la apertura de una investigación.

La compañía implicada, Tönnies GmbH -situada en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia- anunció que realizó tests a 983 de sus empleados de los cuales solo 326 dieron negativo. Además, un portavoz aseguró que están a la espera de una nueva recepción de resultados y que prevén tomar muestras a toda la plantilla, que suma casi 6.000 personas.

La empresa indicó que el brote afecta a todo tipo de empleados que, según un diario local, provienen en su mayoría de Europa del este. Todos ellos ya habrían sido alojados junto a sus familias en edificios independientes y además otras 7.000 personas habrían sido puestas en cuarentena en lo que ya es uno de los mayores brotes en Alemania desde que el país iniciara la desescalada.

Según el diario “Bild”, mientras que un representante de la compañía Tönnies se refirió ayer a un cierre “gradual” de la empresa y no quiso descartar que áreas individuales pudieran continuar funcionando, un representante de la autoridad local de Gutersloh, donde está emplazada la planta, corroboró el “cierre completo” del matadero. Tönnies es uno de los mayores procesadores de carne de Alemania y, según “Bild”, el matadero más grande de Europa lo que podría acarrear un impacto en el suministro cárnico nacional.

El Tagesschau, el informativo de la televisión pública, informó ayer que “podría faltar alrededor del 20 por ciento de los productos” en los estantes de los mercados germanos, aunque las autoridades no vieron motivo para que, tal y como ocurrió con el papel higiénico en el peor pico de la pandemia, la gente tenga que hacer provisión de productos cárnicos. La empresa también señaló que paró la matanza de animales y que está cerrando por etapas el matadero.

Además de las trabas con la distribución, otros de los perjudicados serán los criadores de cerdos que, tras el anuncio del cierre, alertaron que se enfrentan a distintos problemas ya que sus animales han de cumplir unas fechas determinadas para el sacrificio. Tönnies informó en un comunicado que la reapertura de la planta dependerá de lo que decidan las autoridades y precisó que, tras conocer el brote en la planta, procedió a activar pruebas en otras 19 plantas que tiene en Alemania, en las que no encontraron presencia del virus por lo que la producción no se vio alterada en el resto de centros.

“En los primeros meses de la pandemia, la compañía registró solo 128 casos positivos en más de 13.000 pruebas en todo el grupo”, detalla el comunicado. Por otro lado, el gobierno local comunicó que el cierre de los colegios y guarderías será efectivo desde hoy como medida de precaución. Alemania, que ha tenido un éxito relativo en la contención del coronavirus, anunció en mayo un mayor control de las normas aplicables a los mataderos.

Por ejemplo, prohibir la subcontratación del trabajo de empacado de carne a través de agencias de empleo después de una serie de brotes entre los trabajadores de los mataderos, según comunicó en su día el ministro de Trabajo Hubertus Heil. Los representantes de la compañía señalaron la causa del brote en el hecho de que algunos de sus trabajadores extranjeros pudieran haber introducido el virus en el matadero, tras visitar sus países de origen.

Gereon Schulze Althoff, líder del equipo de crisis en Tönnies, explicó que muchos de los empleados, que a menudo provienen de Rumania y Bulgaria, utilizan los fines de semana largos para regresar a casa. “Si uno o dos, o incluso cinco, traen una infección y están en el lugar equivocado, en el momento equivocado y propagan esta infección, puede conducir a lo que ha pasado”, explicó.

Sin embargo, concretó que todavía es demasiado temprano para lanzar una evaluación final. Los viajes son, a lo sumo, uno de varios factores y, según la compañía, la existencia de grandes salas refrigeradas podría asimismo haber acelerado la propagación. “Solo podemos disculparnos”, dijo el portavoz de Tönnies, Andre Vielstädte. Según la compañía, aún no está claro si hay uno o más focos de infección.

Alemania ha sufrido varios brotes en mataderos y plantas de procesamiento de carne desde hace semanas, lo que llevó al Gobierno de Angela Merkel a endurecer las restricciones en este tipo de industria. No obstante, el incremento de nuevos positivos de coronavirus continúa a la baja en comparación con semanas anteriores, según los datos del instituto Robert Koch. Además, ha sido uno de los países que mayor éxito ha tenido a la hora de contener la pandemia de coronavirus desde que se destara el pasado mes de marzo.

Según informó el centro de referencia del país, en las últimas 24 horas el número de nuevos contagios repuntó hasta los 345 infectados, elevando la cifra total hasta los 187.184. El número de muertos, por su parte, ha ascendido hasta los 8.830 después de que se contabilizarán 30 muertes más este martes.

Las procesadoras de carne se han vuelto un foco de infección por todo el mundo, con contagios reproduciéndose en Australia, Europa y Estados Unidos. En este último país, miles de trabajadores han dado positivo, lo que ha obligado a cerrar varios mataderos llevando a la escasez de carne en los supermercados.