Al menos cinco muertos por un terremoto de 7,5 en el sur de México

El temblor, que se produjo en el estado de Oaxaca, dejó también cuatro heridos. El aviso de alerta sísmica permitió que se desalojaran la mayor parte de los edificios

Un fuerte terremoto sacudió la mañana del martes el centro y sur de México. Hasta el momento se contabilizan cinco fallecidas, una de ellas por el derrumbamiento de una vivienda en Oaxaca, el estado en el que se produjo el epicentro. A pesar de la fuerte intensidad y las espectaculares imágenes, no se han producido grandes daños.

El temblor de 7,5 grados en la escala Richter sorprendió a México minutos antes de las 10:30 de la mañana, hora local. El epicentro se situó en la costa sur del Pacífico, en una amplia región de unos 100 km entre las localidades de Crucecita y Huatulco, explicó Víctor Hugo Espíndola, del Instituto Sismológico Nacional en la televisión mexicana, que confirmó dos réplicas de menor intensidad, 5.2 y 4.1 grados respectivamente, una hora después.

La sacudida se sintió con fuerza en varias ciudades incluida la capital, Ciudad de México, donde la alerta sísmica sacó a las calles a miles de personas. La alcaldesa, Claudia Sheinbaum, informó de que no se produjeron daños graves, ni derrumbes de edificios después de un primer vuelo de reconocimiento. El terremoto dejó también cuatro heridos, dos en Oaxaca y otros dos en la Ciudad de México. A un hombre se le cayó un cable de alta tensión en Iztapalapa, una zona humilde al este de la ciudad y fue trasladado a un hospital y el segundo es un menor de edad con un traumatismo,

El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que tampoco se produjeron daños graves en el resto del país, más allá de pequeños derrumbes de cristales y bardas y que las instalaciones estratégicas como puertos, aeropuertos, refinerías e hidroeléctricas están en buen estado. También dijo que después del “sismo fuerte” se produjeron 303 réplicas de menor intensidad y recomendó a la población “estar atentos, sin alarmarse” para poder salir de viviendas y oficinas a un lugar seguro en caso de que fuese necesario.

El presidente añadió que según la información que le proporciona Protección Civil se espera que el nivel del mar aumente en torno a un metro por efecto del terremoto y que se está informando a los pobladores de la costa del Pacífico “aunque los expertos no consideran que haya riesgos mayores”.

Sin embargo, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos emitió una alerta de tsunami con olas de tres metros en la costa de México y de menor tamaño en Centroamérica, Perú y Ecuador.

Con el sismo de 2017 en el recuerdo

En Ciudad de México miles de personas salieron a la calle tras escuchar la alerta sísmica, que dio un amplio margen hasta que la tierra empezó a moverse. Edificios, farolas y cables de luz se tambalearon con intensidad durante más de un minuto y desataron escenas de miedo entre los capitalinos, que tienen en la memoria el fuerte terremoto de septiembre de 2017 que dejó centenares de muertos, miles de heridos y decenas de edificios derrumbados.

La alcaldesa indicó que el 97,5% de los altavoces que emiten la alerta sísmica funcionaron y lo hicieron con 62 segundos de antelación, lo que permitió a la gente abandonar sus casas y oficinas y alcanzar un lugar seguro.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, hizo un llamado a la población a tener “precaución” ante posibles réplicas. ”Vamos a seguir llamando a que se actúe con precaución por réplicas y que nos cuidemos todos sin angustiarnos sin la desesperación”, dijo el presidente en un mensaje en vídeo desde el patio de Palacio Nacional, donde se resguardó del temblor.

Cinco placas tectónicas

El territorio mexicano está situado sobre cinco placas tectónicas .La mayor parte del país pertenece a la placa Norteamericana, mientras que la península de Baja California pertenece a la placa del Pacífico y en el litoral del Pacífico se tiene la microplaca de Rivera, la placa de Cocos, y la del Caribe.

En 2017, fallecieron 471 personas en México a causa de tres sismos, los días 7, 19 y 23 de septiembre, en la mayor tragedia natural en México desde el terremoto de 1985, que dejó miles de muertos en la capital del país.

El terremoto de magnitud 8,2 con epicentro en Chiapas del 7 de septiembre dejó 98 víctimas mortales; 78 de ellas en Oaxaca, 16 en Chiapas y cuatro en Tabasco.

El del 19 de septiembre, de magnitud 7,1 y con epicentro entre Puebla y Morelos (centro), dejó 369 muertos, 228 de ellos en Ciudad de México. Otras cuatro personas perdieron la vida el 23.