Luxemburgo y Suecia encabezan los contagios de coronavirus en Europa

El país nórdico, con 56.043 casos y 5.053 muertos, lucha por superar una pandemia que está dañando su reputación internacional. De hecho, ha sido aislado por sus vecinos

Suecos celebran el "Midsummer", el solsticio de verano, en la localidad de SahlUlf Palm/TTEFE

El “midsommar” reunió el pasado viernes a todos los suecos para celebrar el solsticio de verano y el inicio oficial de las vacaciones estivales. Sin embargo, este año la tradicional festividad tuvo un regusto amargo. El país nórdico, con 56.043 casos de coronavirus y 5.053 muertos, lucha por superar una pandemia que está dañando su reputación internacional. A excepción de Islandia, el resto de países nórdicos ha optado por cerrar sus fronteras con Suecia tras haber adoptado restricciones mucho más severas contra el virus.

El país escandinavo se ha convertido, según los datos del centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC), en el segundo país de Europa con una mayor tasa de positivos por 100.000 habitantes (550,3) durante la última semana. Solo superado por Luxemburgo, con 674,5, pero el Gran Ducado es un país de apenas 670.000 habitantes frente a los diez millones de suecos. En tercer lugar, se sitúa Bélgica con 530 casos y España, con 526. Suecia ha reconocido 6.395 nuevos positivos solo en la última semana.

Para el epidemiólogo Anders Tegnell, artífice de la estrategia sueca contra el coronavirus, el país escandinavo ya ha superado el pico de contagios y achaca el aumento de los positivos al mayor número de test que se realizan. “Desafortunadamente, esto ha sido interpretado en los medios internacionales como un nuevo aumento y que no hemos alcanzado un pico. Eso está mal. Pero, por supuesto, cuando comienzas a diagnosticar más, también encuentras más casos”, explicó en su rueda de prensa diaria.

Mientras, el informe del ECDC muestra que “la ola inicial de transmisión ha alcanzado su punto máximo en todos los países, excepto Polonia y Suecia”. La agencia de salud europea basó sus conclusiones en la incidencia de coronavirus de los últimos 14 días, según los casos reportados. En toda la UE (más Noruega, Islandia y Liechtenstein), el pico se produjo el 9 de abril, con una caída del 80% en incidencia desde entonces, pero tanto en Suecia como en Polonia se encontraba en su nivel más alto desde el comienzo del brote. Suecia fue el único país con más de 100 nuevos casos confirmados por cada 100.000 habitantes durante el período de 14 días antes de que se redactara el informe.

Sin embargo, el centro señala que “los aumentos en las pruebas en Suecia pueden explicar en parte este aumento”. Entre el 25 de mayo y el 8 de junio, el número de individuos examinados por semana en Suecia casi se duplicó de 36.500 a 60.678.

El epidemiólogo Björn Olsen, que ha criticado la estrategia de la Agencia de Salud Pública sueca, asegura al periódico “Dagens Industri” que pensaba que una segunda ola era poco probable, pero dijo que es probable que el virus esté presente por muchos años, con el riesgo de nuevos grupos de casos. si las personas no actúan de manera responsable.

“Todavía estamos en algún tipo de primera ola, al final de la misma. Se trata de cuán rápida y abruptamente terminará esa ola. No habrá una segunda ola, pero podrías obtener una ‘cola larga’ con caídas y erupciones si esto no se hace correctamente “, sostiene Olsen.