El Congreso dominado por los demócratas aprueba la reforma “George Floyd”

El proyecto de ley para cambiar las prácticas policiales fue aprobado sin los votos de los republicanos. Trump ya ha anunciado que vetará la reforma

La Cámara de Representantes de Estados Unidos ha aprobado una profunda reforma sobre los actuaciones de la Policía. Una votación cargada de emoción y simbolismo en un Congreso dividido que lucha por abordar la indignación global por las muertes, por violencia policial, de George Floyd y otros afroamericanos.

Según recoge la agencia AP, la presidenta de la Cámara, la veterana demócrata Nancy Pelosi indicó que: “Hace exactamente un mes, George Floyd pronunció sus últimas palabras: ‘No puedo respirar’, cambiando el curso de la historia. La Cámara de Representantes honra hoy su vida y la de todos los asesinados por la brutalidad policial”.

El proyecto de ley quedó aprobado con 236 votos a favor y 181 en contra el día después de que los demócratas bloqueasen en el Senado otra medida, esta impulsada por los republicanos, que se limitaba a proponer cambios, en lugar de instaurarlos.

La oposición de los republicanos al proyecto (solo tres de ellos votaron a favor) y sobre todo la expresada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hace muy difícil que la medida reciba la luz verde del Senado, necesaria para convertirse en ley.

Pelosi señaló que el Senado se enfrenta ahora a una opción: “Honrar a George Floyd o no hacer nada”.

La reforma aprobada este jueves (madrugada en España) en la Cámara Baja fue bautizada con el nombre de George Floyd en honor al afroamericano asesinado por un policía blanco en Mineápolis (Minesota) que lo asfixió con una rodilla durante casi 10 minutos a finales de mayo, una muerte que encendió las protestas en todo el país.

La reforma George Floyd es quizá la más ambiciosa en décadas en cuanto a los cambios propuestos para transformar los procedimientos policiales y que no queden impunes.

Entre las múltiples reformas que el proyecto establece está la prohibición de la asfixia como técnica policial, elimina la impunidad legal que tienen los agentes por lo que hace más fácil llevarlos a juicio y crea una base de datos nacional sobre abusos.

Hace exactamente un mes, George Floyd pronunció sus últimas palabras: ‘No puedo respirar’, cambiando el curso de la historia. La Cámara de Representantes honra hoy su vida y la de todos los asesinados por la brutalidad policial”, dijo la presidenta de la cámara, la demócrata Nancy Pelosi.

El proyecto tiene el apoyo de organizaciones proderechos civiles, alcaldes, artistas como Rihanna y familiares de afroamericanos asesinados a manos de policías.

Los congresistas republicanos y el propio Trump, sin embargo, han criticado que el proyecto demócrata “debilita a la Policía”.

“¿Qué va a pasar cuando tengamos una fuerza policial tímida y neutralizada?”, se preguntó el congresista Glenn Grothman.

La Administración Trump ya anunció que el presidente vetaría el proyecto de ley. “Tenemos filosofías diferentes”, señaló Trump.

Un mes después de la muerte de Floyd, la indignación y el debate sigue entre los estadounidenses. La estrategia de Trump continúa siendo la de promover “el orden y la ley”.

“Os oímos. Os vemos. Somos vosotros”, reconoció sin embargo, el miembro de la Cámara de Representantes Hakeem Jeffries, durante el debate de la reforma George Floyd.