El “cordón sanitario” se rompe en Perpiñán y gana el candidato de Le Pen

La ciudad de la Cataluña francesa será la primera alcaldía de más de 100.000 habitantes que consigue la ultraderecha desde 1995, según las primeras proyecciones tras el cierre de los colegios

Municipal elections in France
Louis Aliot, candidato de la Agrupación Nacional (RN) por Perpignan Member of Parliament for the far-right Rassemblement National (RN - or National Rally) and candidate in the municipal elections in Perpignan, speaks on the phone before the announcement of the first results in the second round of the mayoral elections in Perpignan, France, 28 June 2020. (Elecciones, Francia) EFE/EPA/GUILLAUME HORCAJUELOGUILLAUME HORCAJUELOEFE

El candidato de la ultraderechista Reagrupación Nacional (RN, antiguo Frente Nacional), Louis Aliot, ha conseguido la victoria en las elecciones locales en la ciudad de Perpiñán (sur de Francia), según las primeras proyecciones difundidas por los institutos demoscópicos en Francia.

Si se confirma la victoria de la ex pareja de la líder de la RN, Marine Le Pen, se tratará de la primera alcaldía de más de 100.000 habitantes que consigue la ultraderecha desde la de Tolón (sureste) en 1995.

Aliot confirmó los sondeos que le daban el triunfo ante el regidor saliente, Jean-Marc Pujol, del partido conservador Los Republicanos (LR), que dirigía el Ayuntamiento de la capital de la Cataluña francesa desde 2009.

Pese a ser diputado de la RN, el candidato ultraderechista hizo campaña sin etiqueta de partido para intentar atraerse a votantes de otras tendencias y se vio beneficiado por el apoyo de integrantes de la lista del partido “macronista”, La República En Marcha.

Ni siquiera el “cordón sanitario” formado por sus adversarios, desde la derecha a los ecologistas, que retiraron a su candidata de la segunda vuelta para evitar la dispersión del voto, consiguió impedir la victoria de Aliot en esta ciudad, a diferencia de lo que sí lograron en 2004.

"El 'frente republicano' ha caído. Y puede caer en otros lugares, puede caer el anatema", dijo Aliot en sus primeras declaraciones, a la televisión, tras proclamar su elección.

El candidato consideró que la alianza entre sus rivales fue una “estafa política” y reivindicó que su victoria es la de “un equipo en torno a un proyecto, con personas de diferentes horizontes”, al tiempo que aseguró sentirse “orgulloso” de pertenecer a la ultraderechista Reagrupación Nacional.