Cazas chinos entran en el espacio aéreo de Taiwán para interceptar aviones de EE UU

El Ejército de Liberación Popular de China lleva a cabo labores de inteligencia para contrarrestar la creciente influencia de Washington en la zona

Cazas chinos han entrado por octava vez en las últimas semanas en el espacio aéreo de Taiwán en un intento por enviar un mensaje amenazante a los secesionistas taiwaneses, pero también de interceptar posibles aviones militares de Estados Unidos que vuelan por esta zona. Estos ejercicios militares también sirven de entrenamiento al Ejército de Liberación Popular chino, que quiere reunir información de inteligencia y llevar a cabo misiones de reconocimiento.

Según ha publicado el diario “The Global Times”, estos ejercicios tienen como finalidad reunir “información militar de Taiwán y suprimir los posibles refuerzos estadounidenses y japoneses procedentes del Estrecho de Miyako y el Canal de Bashi”, escribe el periódico.

Un caza del Ejército Popular de Liberación de China fue visto el viernes pasado penetrando en el espacio aéreo de Taiwán, según informaron periódicos locales citando como fuente una declaración de un portavoz de la autoridad de defensa de la isla. La aeronave utilizada en esta última operación no fue especificada en el informe, aunque algunos medios aseguran que las actividades recientes han incluido aviones de combate chinos J-10, J-11 y Su-30 y “aviones de misión especial” Y-8.

Sin embargo, la joya de la corona de la aviación de combate china es el Chengdu J-20, apodado ”Poderoso dragón”, presentado desde su lanzamiento en 2018 como el gran competidor de los F-22 y F-35 de Estados Unidos. “Cambiará la historia de la fuerza aérea en la región de Asia-Pacífico”, dijeron en su momentos las autoridades de Pekín.

Los medios taiwaneses sostienen que Estados Unidos había enviado un avión de reconocimiento de señales EP-3E a la misma zona, que se abrió paso a través del Canal Bashi, antes de dirigirse hacia el Mar del Sur de China “en busca de submarinos del EPL”. Song Zhongping, un experto militar chino y comentarista de televisión, dijo al “Global Times” que el avión del Ejército chino probablemente hizo en su ruta un seguimiento del avión de combate estadounidense.

Desde principios de junio, el Ejército chino ha realizado ocho incursiones similares, utilizando una amplia variedad de aviones, incluidos los cazas de combate J-10, J-11 y Su-30, y aviones de misión especial Y-8, según la información publicada por Taiwán.

En muchas de estas operaciones, también se detectaron aviones militares estadounidenses cerca de la isla de Taiwán, y los analistas cree que Pekín ha decidido aumentar su presencia en esta región como respuesta a EE UU. El EPL envió previamente aviones de combate J-11, aviones de alerta temprana KJ-500 y bombarderos H-6 a zonas del este de Taiwán.

Las operaciones podrían significar que China se está preparando para contrarrestar los posibles refuerzos japoneses y estadounidenses que provienen de las islas Guam y Ryukyu a través del estrecho de Miyako hacia el este de Taiwán y a través de los canales Bashi, Balintang y Babuyan. Taiwán tiene bases navales y de la fuerza aérea en el suroeste de la isla.

Una información del “Global Times”, citando un informe de investigación de China para 2020 sobre la presencia militar de Estados Unidos en Asia, asegura que la potencia norteamericana que el 60% de su flota naval opera en Asia, donde están destacados el 55% de su ejército y dos tercios del cuerpo de marines.