Con pistola y fusil, así defendió esta pareja de abogados su mansión en una marcha antirracista

Los McCloskey salieron a la puerta de su casa, descalzos, mientras decenas de personas se manifestaban contra el racismo en San Luis, Estados Unidos

El impactante vídeo de una pareja armada y apuntando contra decenas de manifestantes en Estados Unidos se ha vuelto viral. La pareja formada por Mark y Patricia McCloskey -ambos descalzos y desafiantes- apareció con un fusil AR-15 y una pistola frente a los manifestantes que pasaban frente a su mansión en un exclusivo barrio de San Luis, en Misuri.

Sucedió este domingo, cuando decenas de personas marchaban contra el racismo en un recorrido que pasó por delante de la casa de los McCloskey. Él empuñó un fusil y ella una pistola frente a la puerta de su mansión en Forest Park para mantener alejados a los manifestantes negros.

Los manifestantes, según el Daily Mail, se dirigían a la casa de la alcaldesa Lyda Krewson para exigir su renuncia después de que ésta diera a conocer los nombres y direcciones de los residentes que habían sugerido que se destituyera al departamento de Policía.

¿Quién es esta pareja?

Ambos son abogados y dirigen el despacho McCloskey Law Center desde su propio hogar, la citada mansión. Curiosamente, los McCloskey representan a una víctima de abusos policiales contra un hombre que fue pateado y golpeado por el agente David Maas en un incidente recogido por un vídeo. Según la web del despacho de abogados McCloskeys, esta pareja “ha dedicado sus carreras profesionales a ayudar a quienes sufren lesiones cerebrales graves, de cuello, espalda, médula espinal y otras lesiones neurológicas graves, incapacitantes. El objetivo de nuestra práctica es proporcionar a quienes sufren lesiones tan devastadoras (...) una compensación significativa”.

¿Por qué apuntan a los manifestantes?

Un vídeo que se ha publicado en Twitter muestra a la mujer apuntando con su arma a un manifestante con una camiseta con el lema: “Manos arriba, no disparen”. La pareja se enfrentó a un grupo de unos 300 manifestantes después de que derribaran una puerta en el vecindario, según NBC News.

Según declararon tiempo después, les habían dicho que los manifestantes pretendían entrar en su palacete. No hubo heridos durante este episodio, pero generó momentos de tensión con algunos de los que manifestaban en la protesta de Black Lives Matter.

¿Cómo es su mansión?

Los McCloskeys compraron su lujosa casa en 1988 en San Luis, Misuri, e iniciaron un profunda renovación que ha durado 30 años hasta devolver la imagen suntuosa y palaciega original al viejo edificio. La enorme finca cuenta con un amplio vestíbulo de entrada y un enorme comedor. Una de sus salas más preciadas es el salón de baile inspirado en un salón del Palazzo Davanzati en Florencia.

La casa perteneció a Edward y Anna Busch a principios del siglo XX. McCloskey dijo en el pasado en una entrevista que el objetivo era “construir una de las casas más lujosas y espectaculares del Medio Oeste”. La esposa, Patricia McCloskey, ha dicho que “existe una casa Medici en Florencia donde entras por la puerta principal y es exactamente así. Pero aún no lo hemos encontrado”.