Londres abre la la vía para que los hongkoneses adquieran la nacionalidad británica

La medida beneficia a tres millones de ciudadanos que podrán residir en Reino Unido antes de solicitar su nuevo pasaporte

House of Commons Prime Ministers Questions
El "premier" Boris Johnson, durante su comparecencia este miércoles en la Cámara de los ComunesJESSICA TAYLOR / UK PARLIAMENT HEFE

El “premier” Boris Johnson avanzó hoy que su Gobierno ofrecerá una vía para que hasta cerca de 3 millones de hongkoneses puedan vivir en Reino Unido y, más adelante, adquirir la nacionalidad británica. El objetivo es ofrecer facilidades a los ciudadanos de la que fuera colonia británica, después de que sus libertades hayan quedado mermadas con la nueva ley de seguridad nacional que China ha promulgado para el territorio y que está promoviendo la salida muchas personas con destino Reino Unido o Taiwán.

Alrededor de 350.000 hongkoneses ya cuentan con un pasaporte para Nacionales Británicos de Ultramar (BNO, en inglés). Hasta ahora, con este pasaporte solo se puede solicitar un visado para permanecer en Reino Unido durante seis meses. Pero con las nuevas medidas que prepara Downing Street, los hongkoneses podrán vivir en suelo británico durante un periodo inicial de cinco años. Al concluir ese plazo, podrán optar al estatus de asentados en el país, mientras que un año más tarde tendrán derecho a pedir la nacionalidad británica.

Hong Kong se reintegró en China en 1997 tras siglo y medio de dominación británica, después de que Londres y Pekín firmaran en 1984 una declaración conjunta por la que Reino Unido renunció a su última colonia asiática.

En una comparecencia en la Cámara de los Comunes, el “premier” recalcó que “la entrada en vigor y la imposición de esta Ley de Seguridad Nacional China constituye una clara y seria ruptura de la declaración conjunta sino-británica”. “Incumple el alto grado de autonomía de Hong Kong y entra en conflicto directo con la Ley Básica [considerada la Constitución de este territorio]”, lamentó.

“Ya habíamos dejado claro que si China seguía por este camino aprobaríamos una ruta para que quienes tuviesen el estatus BNO entrasen en Reino Unido, garantizándoles un permiso limitado para quedarse a vivir y trabajar y, después, solicitar la ciudadanía británica”, subrayó.

Por su parte, el titular de Exteriores, Dominic Raab, detalló que en este nuevo plan “no habrá ni cuotas ni cifras”, un apunte importante, ya que el objetivo de los todos los últimos gobiernos conservadores siempre ha sido reducir la migración neta, algo que se intensifica ahora más que nunca en la era post Brexit.

Raab señaló que “es un día triste para la población de Hong Kong” y, al igual que Johnson, acusó a las autoridades chinas de “incumplir sus promesas”, tanto con los británicos como con los hongkoneses, por la nueva ley “anti manifestaciones”, como calificó a la nueva normativa.