Encuentran a un joven desaparecido en 2012 cuando iba a la escuela

Fernando Vasile, de 16 años, salió de casa para ir a clase y nunca regresó. Ahora, ha sido localizado a 400 kilómetros de su casa

Mihai Fernando Vasile, de 16 años, vivía con su madre en Palombara Sabina (Roma) y asistía a la escuela nocturna en Monterotondo para acabar sus estudios de secundaria. El miércoles 23 de mayo de 2012, salió de casa como cada día pero no regresó a casa. Su teléfono estaba apagado. No había rastro de él. Nadie lo vio. Se esfumó.

Pero la familia no ha dejado de buscarle y no ha perdido la esperanza de encontrarle con vida. Y por suerte, en esta ocasión, la historia tiene un final feliz.

A más de 400 kilómetros de distancia de su casa, en el centro de Génova, había un joven mendigo con un perro. Estaba pidiendo limosna a las puertas de la oficina de correos de la Piazza Dante. Una persona que pasaba por allí, se fijó en él. Su cara le resultó familiar. Estuvo dándole vueltas y llegó a la conclusión de que podría ser ese adolescente que había desaparecido de Roma y cuya cara aparecía en el programa “Quien lo vio”, una especie de Quien sabe dónde a la italiana.

De inmediato se puso en contacto con el programa, que había seguido las pistas de su caso durante los últimos años. Podría tratarse de una llamada más de las que había recibido el programa, pero no era así. esta pista era la definitiva para poner fin a la búsqueda. Ahora, la familia tratará de recuperar estos ocho años perdidos, reflexionarán sobre los errores y sobre las causas que llevaron a Fernando a marcharse de casa y no volver. Pero eso, de momento, queda para la intimidad de los Vasile.