Johnson pide prudencia ante el «supersábado» de la desescalada

Inglaterra se adentra en la nueva normalidad con la reapertura hoy de pubs, museos, cines y peluquerías

Coronavirus in London
Una empleada de un pub londinenses limpia antes de la esperada reapertura de este sábadoFACUNDO ARRIZABALAGAEFE

Los ingleses tendrán su «super sábado». Los restaurantes, pubs, museos, cines y peluquerías, entre otros, abrirán sus puertas por primera vez en tres meses en el que será la mayor desescalada llevaba a cabo por el Gobierno de Boris Johnson. Las medidas solo se aplicarán en Inglaterra, ya que Escocia, Gales e Irlanda del Norte tienen sus propias competencias.

«Se trata del paso más grande en el camino hacia la recuperación», señaló el «premier» en una rueda de prensa en Downing Street, en la que pidió a los ciudadanos «responsabilidad”. «Aún no estamos fuera de peligro», recalcó el líder «tory», quien advirtió de que no dudaría en volver a imponer restricciones si fuera necesario.

La gran preocupación para las autoridades es la reapertura de pubs. Es más, las medida para ellos entró en vigor a las 6 de la madrugada para así evitar anoche fiestas. «El éxito de estos negocios, el sustento de quienes confían en ellos y, en última instancia, la salud económica de todo el país depende de que cada uno de nosotros actúe de manera responsable», matizó el primer ministro. Johnson sabe que hay mucho en juego.

Como todos los Gobiernos, se enfrenta ahora a una difícil ecuación. Por una parte, debe suministrar oxígeno a la economía y, por otra, quiere evitar un segundo pico. Con 44.131 muertos, Reino Unido sigue siendo el país más afectado de Europa por coronavirus.

Antes si quiera de que el plan de desescalada se implementase, el Ejecutivo ya ha tenido que imponer esta semana de nuevo el confinamiento en Leicester, donde viven unas 400.000 personas, que permanecerá al menos dos semanas adicionales bajo un aislamiento más estricto tras un rebrote. La tasa de contagios en esta localidad triplica los casos de la segunda zona más afectada.

“Siempre hemos dicho que habría rebrotes locales que requerirían acciones locales. Esto es de esperar y va a ser, me temo, un aspecto de nuestras vidas durante algún tiempo”, afirmó Johnson. “Pero eso no debe menoscabar el gran progreso que hemos hecho juntos, como país, contra esta horrible enfermedad”, agregó.

El asesor médico del Gobierno, Chris Whitty, recalcó, por su parte, que se deben continuar manteniendo las normas de distancia social a medida que se reabren comercios y se relajan algunas medidas del confinamiento. “Si los individuos, las familias y las personas no se las toman en serio, la posibilidad de una segunda ola se incrementará de manera aguda”, alertó. “En cualquier caso, aunque todos seamos responsables, hay que estar preparados para el escenario de una nueva ola porque el invierno juego a favor del virus”, añadió.