El 4 de julio de Trump: “Preservaremos el modo de vida americano que empezó en 1492 cuando Colón descubrió América”

El presidente jalea divisiones en Estados Unidos en el acto en la Casa Blanca sin distanciamiento social. "Estamos en proceso de derrotar a la izquierda radical", recalca el mandatario

El presidente de Estado Unidos, Donald Trump, jaleó este sábado (madrugada española) la polarización y afirmó que el país está en proceso de “derrotar a la izquierda radical”, en un acto en la Casa Blanca con motivo del 4 de Julio y al que asistieron cientos de personas sin respetar la distancia social por el coronavirus.

Ahora estamos en proceso de derrotar a la izquierda radical, los marxistas, los anarquistas, los agitadores, los saqueadores y a la gente, que en muchas instancias no sabe en absoluto lo que está haciendo”, dijo el mandatario en un discurso recogido por la agencia EFE en el acto “Salute to America” (Saludo a EE.UU.) por la festividad.

Al igual que otros eventos de Trump, este Día de la Independencia de 2020 se convirtió más en un acto de campaña que en un discurso dirigido a toda la nación.

Homenaje a los héroes

Trump alabó la labor de los "héroes estadounidenses" que a lo largo de la historia derrotaron a los nazis, destruyeron el fascismo y se declararon victoriosos sobre los comunistas; y habló de los inventores y astronautas del país que han marcado hitos.

“Todos los estadounidenses que viven hoy día son herederos de este magnífico legado (...) Es por eso que homenajeamos a generaciones de héroes americanos, cuyos nombres están en monumentos, en las páginas de la historia y en los corazones de la gente”, indicó el mandatario.

“Por ello -subrayó-, nunca permitiremos que una muchedumbre enfadada borre nuestra historia y derribe nuestros monumentos”.

Trump se refería a los ataques de las últimas semanas a monumentos de líderes de la Confederación (los estados confederados -sureños y esclavistas- durante la Guerra Civil), padres fundadores de EE UU e incluso exploradores vinculados a la “conquista” española de América, como Cristóbal Colón.

Esos ataques se han producido al calor de las protestas raciales desatadas tras la muerte a finales de mayo de un hombre de raza negra, George Floyd, a manos de un policía blanco en Mineápolis (Minesota).

“Juntos lucharemos por nuestro sueño americano y para defender, proteger y preservar el modo de vida americano que empezó en 1492, cuando Colón descubrió América”, destacó Trump.

La noche anterior, Trump ya había ido en esa línea desde el Monte Rushmore, cuando insistió en las penas de cárcel a aquellos que destruyan las estatuas, en un discurso también divisivo y criticado por la Prensa. “Solo nos arrodillaremos ante el todopoderoso Dios”, señaló Trump, quien desafío a los revisionistas y estalló contra el supuesto “adoctrinamiento” que existe en los colegios y en las facultades de Periodismo de EE UU.

La batalla contra el coronavirus

Precisamente, con motivo del 4 de Julio, se registraron protestas contra la brutalidad policial en varias zonas del país, entre ellas Washington DC, que hasta ahora han transcurrido sin incidentes.

Al acto en los jardines de la Casa Blanca, acudieron cientos de personas, entre ellas menores, sin respetar la distancia social y muchas de ellas sin mascarilla, como es el caso el propio presidente de EE UU que se niega a llevarla pese a las recomendaciones de los expertos sanitarios para evitar la expansión de COVID-19.

Trump hizo mención a la pandemia al señalar: “Hemos sido golpeados por el virus que vino de China y hemos hecho mucho progreso”, indicó.

Acusó a China de “secretismo, engaño y de tapar” la crisis sanitaria, lo que, a su juicio, ha ayudado a la expansión del coronavirus.

“China debe rendir cuentas”, zanjó el presidente, quien añadió que EE UU dispondrá de una vacuna antes de fin de año.

Las palabras del presidente fueron seguidas de una exhibición de aviones militares que sobrevolaron el Mall, la explanada monumental que hay junto a la Casa Blanca.

Allí se congregaron cientos de personas pese a los llamamientos de Muriel Bowser, la alcaldesa del Distrito de Columbia, donde se ubica Washington DC, para que la gente se quedara en casa este 4 de Julio e intentar evitar la expansión de los contagios.