El polémico funeral del alcalde de Seúl

Varias asociaciones piden solidaridad con la supuesta víctima de acoso sexual del regidor de la capital surcoreana, mientras Seúl despide a su alcalde con todos los honores

Funeral for late Seoul Mayor Park Won-soon at Seoul City Hall Plaza
Simpatizantes del fallecido alcalde de Seúl, Park Won Soon, a la salida del Ayuntamiento, donde su funeral tuvo lugarKIM HONG-JIReuters

El funeral en honor del alcalde de Seúl, Park Won Soon, se desarrolló hoy en un ambiente marcado por la poolémica en torno a la figura del político y activista, que aparentemente se quitó la vida ante una denuncia de abuso sexual presentada contra él.

El cadáver de Park, regidor muy querido por la ciudadanía (ha sido el único en ser reelegido dos veces en Seúl), fue hallado en un monte del norte de la ciudad el viernes, horas después de abandonar su casa y dejar una carta de despedida en la que pedía perdón por el “daño causado”.

Todo apunta a que se quitó la vida a raíz de que una ex asistente presentara un día antes una denuncia por abuso sexual, aunque la Policía no ha querido confirmar estos dos hechos.

Funeral of late mayor of Seoul Park Won-soon
Asistentes al funeral del alcalde de Seúl, Park Won Soon-/YNA/dpa -/YNA/dpa

Según informa la agencia Efe, la ceremonia se realizó en el ayuntamiento con un aforo limitado a 100 personas, debido a la pandemia, entre los que se contaron familiares o figuras políticas.

Pese a la lluvia, decenas de personas esperaron la llegada del coche fúnebre, que transportó los restos de Park desde el Hospital de la Universidad Nacional Seúl, y siguieron la ceremonia, que se proyectó en una pantalla gigante, desde el exterior del consistorio.

Muchos de los congregados frente al consistorio se emocionaron al escuchar las palabras de la hija del fallecido, Park Da-in, que recordó que cuando su padre llegó a la alcaldía "pocos conocían como él el concepto de ciudadanía".

También cuando se proyectó un vídeo repasando la carrera de Park como activista de derechos humanos y en el que se incluyó el caso de la estudiante universitaria Kwon In Sook, en el que participó como abogado y que supuso en 1986 la primera vez que una surcoreana denunció a las autoridades -la Policía, en este caso- por abuso sexual.

En otro momento marcado por las sensaciones contradictorias, los congregados en el exterior se incomodaron por el hecho de que un seguidor confeso del alcalde sacase a relucir el supuesto caso de abusos sexuales y le instaron a marcharse.

Del mismo modo, las exequias y homenajes a Park, programados a lo largo de cinco días, como es costumbre cuando fallece un alcalde en funciones en Corea del Sur, han suscitado reacciones encontradas.

El viernes, el líder del partido de Park (el gobernante Partido Democrático), Lee Hae Chan, insultó a un periodista por preguntarle sobre la denuncia presentada por abusos presentada contra Park.

Otros políticos de la misma formación pidieron respetar el duelo mientras que otros como Ahn Cheol-soo, que lidera el minoritario Partido del Pueblo, afirmaron no estar de acuerdo con los cinco días de luto.

A su vez, un petición pública colgada en la página de la oficina presidencial surcoreana que pide recortar los cinco días de luto sumaba hoy más de 562.000 firmas.

Urge una investigación

Según informa la agencia surcoreana Yonhap, activistas y grupos que representan a la ex secretaria de de Park han instado a que se lance una investigación sobre el posible caso de acoso sexual.

Presser for accuser of late Seoul mayor
Varias asociaciones de defensa de los derechos de las mujeres piden solidaridad con la ex secretaria del alcaldeYONHAPEFE

Durante una rueda de prensa, organizaciones como Línea Directa para Mujeres de Corea del Sur y el Centro de Asistencia contra la Violencia Sexual de Corea del Sur urgieron a las autoridades surcoreanas a que se realice una “investigación apropiada” sobre el caso, ya que “la víctima reunió el coraje suficiente y esperaba que el caso fuese resuelto debidamente”.

Kim Jae Ryun, abogada de la víctima, contó que la antigua asistente del alcalde había llegado a solicitar un cambio de puesto tras el presunto acoso. Llegó a compartir imágenes y textos de Park con sus amigos y colegas, unos mensajes que han sido presentados como pruebas ante la Policía.

Pero no todo el mundo en Corea del Sur cree a la ex secretaria. Ya hay voces que la acusan de haber presentado falso testimonio y amenazan con dar con su paradero.