China veta a senadores republicanos en venganza por las sanciones

Prohibirá la entrada en el gigante asiático a Marco Rubio y Ted Cruz, entre otros funcionarios estadounidenses tras el castigo de EE UU por la represión de los uigures

Los sancionados Marco Rubio, Ted Cruz, Chris Smith y Sam Brownback
Los sancionados Marco Rubio, Ted Cruz, Chris Smith y Sam BrownbackAP

China ha anunciado hoy que prohibirá la entrada al país a varios funcionarios estadounidenses en respuesta al veto que Estados Unidos impuso el jueves a tres dirigentes del Partido Comunista Chino (PCCh) por su supuesta implicación en los abusos sobre la población uigur en la provincia china de Xinjiang. En concreto, China prohibirá la entrada de los senadores Marco Rubio y Ted Cruz, del congresista Chris Smith, del Embajador de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional, Sam Brownback, y de la Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China (CEEC), que supervisa la evolución de los derechos humanos y el Estado de derecho en China.

«China impone sanciones contra estas personas en respuesta a las infracciones de EE UU. Sus medidas suponen una injerencia en asuntos internos, y violan el derecho internacional y las relaciones internacionales», afirmó ayer la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores Hua Chunying.

«Pedimos a Estados Unidos que retire sus sanciones. Tomaremos más medidas en función de cómo evolucione este asunto», añadió Hua, quien reiteró que «China tiene la determinación de salvaguardar su soberanía e integridad territorial».

En plena guerra comercial, las críticas por la deriva autoritaria en Hong Kong y tras las diversas acusaciones de Estados Unidos a China por ser el causante de la pandemia del coronavirus.

Como consecuencia de la decisión anunciada el jueves, Chen Quanguo, jefe del PCCh en Xinjiang; Zhu Hailun, secretario del Partido en el Comité Político y Legal de la provincia, y Wang Mingshan, secretario del Partido en la Oficina de Seguridad Pública de Xinjiang, así como sus familiares cercanos, no podrán entrar en EE UU.

El Gobierno de EE UU alegó que no es la primera vez que Chen desarrolla una actividad opresiva contra las minorías en China, pues antes de desplazarse a Xinjiang había ejercido cargos similares en el Tíbet.

Según recuerda la agencia Efe, el jueves, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, aseguró que “Estados Unidos no esperará ociosamente mientras el PCCh lleva a cabo abusos de los derechos humanos sobre las etnias uigur y kazaja, y los miembros de otras minorías en la provincia de Xinjiang”.

El jefe de la diplomacia de EE UU aseguró que dichos abusos incluyen “trabajos forzados, detenciones masivas arbitrarias, control forzoso de la población e intentos de acabar con la cultura y la fe musulmanas”.

Pompeo anunció también que estas restricciones se aplicarán sobre otros miembros del PCCh relacionados con los supuestos abusos de los derechos humanos en esta región china, así como sus familiares, aunque no especificó sus identidades.