El régimen sirio controla el 80% del territorio pero perdura el malestar

La oposición acude por primera vez a las elecciones parlamentarias, que se celebran este domingo

Syrian NGO volunteers in Idlib
Voluntarios de una ONG pintan un grafiti en la fachada de un hospital de IdlibYAHYA NEMAHEFE

Hasta ahora el presidente sirio Bachar al Asad ha defendido el poder con armas y muertos, pero el fin de la guerra no significa que recupere su legitimidad de gobernar Siria. Si bien Damasco controla el 80% del país, cada vez son más los focos de protestas que están surgiendo en las áreas controladas por el régimen sirio. La nueva lucha será este domingo en las urnas, donde se demostrará su hegemonía. Las elecciones parlamentarias coinciden con los 20 años de Al Asad en el poder, y la oposición va a participar, por primera vez, en estos comicios.

Unos 2.100 candidatos se presentan a las elecciones para 250 escaños en el Parlamento sirio, cuyas sillas siempre han estado reservadas para el gobernante partido Baaz y sus aliados. Los comicios están previstos inicialmente para abril, pero se retrasaron dos veces debido a la pandemia del coronavirus, que ha registrado un total de 458 casos en las zonas gubernamentales, según datos oficiales, y un primer caso, en la rebelde ciudad de Idlib.

Por primera vez, las elecciones se celebran en esta provincia del norte de Siria que sigue bajo control de grupos rebeldes y yihadistas, gracias al frágil alto el fuego que se acordó en febrero por Rusia y Turquía. No obstante, las posibilidades de unas elecciones libres y justas en el bastión opositor se presentan difíciles.

Conflicto sirio
Conflicto sirioT. Nieto

El Estado Islámico aún es una amenaza creciente. El último ataque del grupo yihadista ha sido este miércoles en la aldea de Al Andin, ubicada en el triángulo que conforman las fronteras de las provincias de Alepo, Hama y Raqqa. El ataque contra el Ejército sirio en la provincia de Hama (centro) desencadenó unos combates que se saldaron con un número indeterminado de víctimas, según dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El OSDH agregó que los yihadistas lograron destruir un tanque de las Fuerzas Armadas. La semana pasada, y en apenas 48 horas, varias emboscadas del EI contra efectivos del Ejército regular sirio dejaron medio centenar de muertos, un total de 20 soldados y 31 yihadistas, según el OSDH.

Los combatientes yihadistas, además, han expandido su área de acción a los dos lados de la ribera del río Éufrates. En la parte Occidental, bajo control de Damasco, se enfrentan a las tropas regulares y sus aliados. Y en la oriental, bajo dominio de las milicias kudas, luchan contra las Fuerzas Democráticas Sirias y la administración autónoma.

En Idlib, la última provincia bajo control rebelde, actúa su rival yihadista Hayat Tahrir al Sham, filial de Al Qaeda en Siria. En la provincia rebelde, dos grupos extremistas combates entre si para ganar control en la zona. En la última semana tras una tregua de unas horas en los combates, el grupo HTS se ha enfrentado a su rival, Hurras al Din, también rama de Al Qaeda, en los alrededores de la ciudad de Idlib, según el OSDH.

Ambos grupos han estado implicados en combates directos desde el martes pasado que se han saldado con al menos 19 muertos, de los que doce eran miembros de Hurras al Din, incluido un comandante, y siete de HTS.