Detenido el “Rambo alemán” tras cinco días de persecución por la Selva Negra

Yves Rausch, de 31 años, estaba huido desde que el domingo robó a cuatro agentes sus armas tras amenazarlos con un arco y una flecha

Police searches armed man in Oppenau forest area
Yves Rausch ha tenido en vilo a la Policía alemana durante cinco díasPOLICE OFFENBURG / HANDOUTEFE

La Policía alemana arrestó este viernes a un hombre armado apodado “Rambo” después de una cacería de cinco días en la Selva Negra.

Se dice que Yves Rausch, de 31 años, huyó al bosque cerca de Oppenau, en el suroeste de Alemania, el domingo después de amenazar a cuatro policías y tomar sus pistolas. Se había desplegado una unidad de élite, helicópteros, detectores térmicos y perros rastreadores para encontrarlo.

Después de su arresto, los agentes confiscaron cuatro armas de fuego, según un comunicado oficial.

Según el diario “Mittelbadischer Presse”, Rausch fue atrapado en Oppenau-Ramsbach, que está a unos 2,5 kilómetros del centro de la ciudad. Aparentemente cerca de una granja y un restaurante. Según la información de “Bild”, un empleado de correos le dio a la Policía un consejo crucial.

Según el diario alemán, el “rambo del bosque” fue arrestado por una fuerza especial (SEK). También se informó de que se ha usado una Taser y que una persona resultó herida durante la operación. En estos momentos, no hay información confiable sobre si se trata de Rausch, un funcionario o un transeúnte.

Por la tarde, los funcionarios habían enfatizado que querían cambiar su estrategia de búsqueda. Habían pedido a “Rambo” que los llamara por teléfono a través de un familiar o un amigo.

Rausch había tenido anteriormente varios conflictos con la Policía, entre otras cosas debido a una violación de la ley de armas. La policía ha estado buscando al hombre de 1,70 metros de altura con una foto desde el domingo. Las carreteras estaban cerradas, se pidió a los residentes que se quedaran en casa.

El domingo, la Policía fue alertada sobre una persona sospechosa que portaba un arco y una flecha. Los oficiales localizaron a un sospechoso y realizaron una verificación de identidad del hombre en una choza que estaba usando ilegalmente. Funcionarios en la ciudad de Oppenau dicen que el sospechoso inicialmente cooperó, pero luego de repente apuntó a los oficiales, amenazándolos y obligándolos a entregar sus armas de servicio. Nadie resultó herido.

El incidente desencadenó una cacería humana a gran escala, aunque se redujo a medida que avanzaba la búsqueda. Los fiscales describieron al sospechoso como un “entusiasta de las armas”, pero dijeron que se le prohibió poseer armas y municiones en 2010 y nunca había estado en un club de tiro.

Rausch perdió su casa el otoño pasado y no tenía una dirección permanente desde entonces, según las autoridades, que han dicho que no saben qué impulsó a Rausch a actuar como lo hizo.