Coronavirus: recogen 420 cadáveres de las calles, casas y coches de Bolivia

La crisis sanitaria desborda al Gobierno interino de Jeanine Áñez. Las morgues no dan abasto y la producción de ataúdes no alcanza el nivel de fallecidos

Funcionarios públicos vestidos con mono para evitar el contagio entierran a un fallecido por coronavirus en el cementerio de Cochabamba
Funcionarios públicos vestidos con mono para evitar el contagio entierran a un fallecido por coronavirus en el cementerio de CochabambaDico SolizAP

Bolivia y después de atrasar ayer las elecciones para octubre, se encuentra desbordada por el coronavirus, ni las morgues dan a abasto y la producción de ataúdes no alcanza para una población de 11 millones.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Bolivia ha levantado al menos 420 cadáveres de calles, vehículos y domicilios en menos de una semana, entre el 15 y el 20 de julio.

Según el director de la FELCC, el coronel Iván Rojas, las autoridades temen por la salud de los efectivos que acuden a recoger los cuerpos, ya que se sospecha que en al menos el 85 por ciento de los casos la causa de la muerte fue la covid-19.

Cochabamba es la región que presenta más casos de levantamiento de cuerpos extra hospitalarios, con 191, seguido de La Paz, que registró 141.

Hasta el momento, Bolivia ha confirmado un total de 2.273 fallecidos por coronavirus, 55 más en las últimas 24 horas. El balance del Ministerio de Salud del país andino, suma 1.366 nuevos contagiados, que han elevado el cómputo global de afectados por la enfermedad hasta los 62.357 casos.

Los expertos bolivianos han asegurado que Bolivia se encuentra en la fase de contagio sostenido de la pandemia. De acuerdo con los cálculos realizados por el Ministerio de Salud, se prevé que esta etapa se extienda durante unas siete semanas. Si las proyecciones se cumplen, informa el diario “El Deber”, en septiembre comenzaría la desescalada o el descenso en la curva de contagios.

Por otro lado, la vacuna contra el coronavirus que elabora la Universidad de Oxford se distribuirá en Bolivia de forma gratuita cuando esté lista.

La peste se extiende

El principal motivo del elevado número de fallecimientos extra hospitalarios en Bolivia se puede encontrar en el desbordamiento de los sistemas de salud en varias de las regiones más pobladas.

El jefe de Epidemiología del ministerio de Salud de Bolivia, Virgilio Prieto, asegura que el gobierno trabaja para incrementar los centros de aislamiento, disponibilidad de camas en centros de salud y contar con más puntos de cuidados intensivos, pero a la vez es realista. "En todo lado se está ampliando la capacidad, pero parece que siempre es insuficiente", afirma.

Aunque Prieto también sostiene que en el país hubo sectores que desconocieron las normativas establecidas y no escucharon las recomendaciones, lo que aportó al colapso hospitalario.

Cuando se mezcla pandemia y pobreza

Ante tal panorama, uno de los debates instalados en el país es si debe volver a la cuarentena rígida o mantener la apertura parcial en la que se encuentra.

Al igual que otros países latinoamericanos, más del 50% de ese país vive de la economía informal y atravesó muchas dificultades durante las semanas de confinamientos generalizados. Un nuevo cierre total es rechazado por estos sectores informales y lo han hecho saber a través de sus agrupaciones sindicales. Y todo en vísperas unos polémicos comicios.