Cientos de “barcos fantasmas” llenos de esqueletos llegan a las costas de Japón

En los últimos años han llegado más de 600 embarcaciones, de las que 150 fueron en el último año

La llegada de barcos fantasma a Japón sigue siendo un misterio
La llegada de barcos fantasma a Japón sigue siendo un misterioNBC News La Razón

Un extraño fenómeno se está produciendo en las cosas de Japón en los últimos años. Más de 600 barcos fantasma, algunos de ellos repletos de cadáveres, han llegado hasta aguas niponas. De ellos, 150 sólo en el último año.

Uno de los descubrimientos más sombríos se produjo en diciembre del pasado año cuando las autoridades encontraron dos cabezas y los cuerpos parcialmente esqueletizados de cinco personas en un barco en la isla japonesa de Sado.

Una investigación de la cadena NBC News y Global Fishing Watch (GFW) ha recopilado datos y anécdotas escalofriantes, incluida la de un guardacostas japonés que dice que más de 50 norcoreanos han llegado a las playas en los últimos dos años.

El realidad, estos hallazgos llevan una tragedia humana detrás, una historia de desesperación y lucha por la supervivencia. Según refleja la investigación, China ha enviado una armada de barcos industriales a pescar de manera ilegal a Corea del Norte. Esto ha provocado que los pescadores norcoreanos se vean obligados a arriesgar su vida y adentrarse en aguas peligrosas con sus pequeñas embarcaciones para poder pescar. Muchos de ellos se han visto sorprendidos por la bravura de las aguas, las fuertes olas y las corrientes y han muerto y sus barcos a la deriva.

Los investigadores sospechan que esta actividad y la asunción de riesgos está provocada por la fuerte presión ejercida por el régimen de Kim Jong-un que, ante la escasez de alimentos, los presiona para que ayuden a combatirla con la captura de pescado.

De hecho, esta cruda realidad ha provocado que muchas de las ciudades portuarias hayan visto como su población masculina se ha reducido de manera drástica y ya son conocidas como “pueblos de viudas”.

Entre tanta tragedia, al menos 50 sobrevivientes han sido rescatados por las autoridades japonesas en los últimos años y al interrogarles no han logrado que les expliquen lo que está sucediendo. Se niegan a responder a la mayoría de las preguntas y exigen ser devueltos a su país.

Según “The Guardian”, las flotas chinas no difunden públicamente su posición ni aparecen en los sistemas de rastreo. Son invisibles para los radares, pero los pescadores se topan con ellos y deben adentrarse en aguas mucho más profundas y peligrosas para poder atrapar el pescado.

Durante mucho tiempo, los barcos fantasmas llenos de cadáveres o esqueletos que llegaban a Japón eran un auténtico misterio. En un primer momento se pensó que los pescadores habían tenido que abandonar sus zonas de pesca debido a que los calamares habían abandonados las costas norcoreanas por el cambio climático y que al ir a zonas más lejanas habían quedado varados, deshidratados o simplemente murieron de hambre.

Pero también, muchos de los barcos que llegaban no llevaban a nadie a bordo, por lo que las autoridades japonesas llegaron a pensar que se trataba embarcaciones abandonadas por espías del régimen norcoreano al llegar a Japón.

Sin embargo, las autoridades chinas rechazan estas acusaciones, a pesar de los investigadores indicaron que que más de 900 buques chinos pescaron ilegalmente en la región en 2017 y 700 en 2018. De hecho, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China contestó a estas acusaciones y dijo que “castigaban constantemente” la pesca ilegal y negó haber enviado sus barcos a las aguas de Corea del Norte.