¿Está el cuerpo de Madeleine McCann en una parcela de Hannover?

La Policía alemana lanza "una operación a gran escala" para encontrar a "Maddie", la niña británica desaparecida hace trece años en el Algarve, Portugal

Un jardín en la ciudad de Hannover, en el norte de Alemania, podría arrojar luz al caso de la desaparición y presunto asesinato de la niña británica Madeleine McCann en 2007, por la que está siendo investigado un ciudadano alemán.

Aunque la Fiscalía no ha dado detalles sobre el registro, el diario local “Hannoversche Allgemeine Zeitung” informó ayer que agentes de la Oficina Federal de la Policía Criminal (BKA) y de la Policía regional del estado federado de Baja Sajonia participaron en el registro de la parcela ajardinada, que fue desbrozada y excavada en el curso de las pesquisas. Además, la portavoz de la Fiscalía de Braunschweig confirmó que la operación está relacionada con Christian Brückner, el alemán de 43 años con antecedentes de abusos sexuales a menores del que sospecha que secuestró y asesinó a la pequeña en el Algarve portugués hace 13 años.

Puedo confirmar que la búsqueda se está llevando a cabo en relación con nuestras investigaciones sobre el caso Maddie McCann”, dijo la fiscal, Julia Meyer que añadió que no podía dar más detalles sobre el procedimiento, añadiendo solo que la Policía “aún necesita más tiempo para terminar”.

No obstante, la portavoz -cuyas declaraciones fueron citadas por el diario “Bild”-, no especificó cuál es la relación del sospechoso con la parcela ni cuál era el objeto del registro por parte de los agentes, que fueron fotografiados empleando palas y un perro de búsqueda.

Hasta el momento la Fiscalía no ha presentado aún una acusación formal contra el sospechoso debido a que no cuenta todavía con indicios suficientes de su presunta autoría. La policía alemana levantó esperanzas el pasado junio sobre la resolución del turbulento caso tras revelar que estaban investigando a Christian Brückner.

Según los informes de los medios locales, la Policía alemana ha lanzado una operación a “gran escala”. Los informes de prensa también afirmaron que la Policía buscó también en un canal de Hannover, la ciudad alemana.

Christian Brückner vivió en Portugal entre 1995 y 2007 y se encontraba el día en que desapareció la pequeña cerca de la casa de vacaciones donde se hospedó la familia McCann. Desde aquel fatídico 3 de mayo de 2007, día en el que desapareció la niña, el “caso Madeleine” reunió todas las características para ser objeto de teorías y conjeturas: enfrentamientos entre la policía británica y portuguesa, contradicciones sobre la versión de los padres y su entorno, multitud de sospechosos y pruebas poco concluyentes.

Actualmente el sospechoso cumple condena en la cárcel en Kiel por una violación cometida en 2005 en Portugal, cuya víctima fue una estadounidense de 72 años, a la que ató, pegó, agredió sexualmente y finalmente robó. No fue detenido y procesado hasta diez años después, a raíz de las pruebas de ADN realizadas en un cabello que se encontró en el lugar de los hechos. La desaparición de Madeleine se produjo en ese lapso de tiempo.